Portada de la revista «¡HOLA!»
Portada de la revista «¡HOLA!» - «¡HOLA!»

Julio Iglesias acalla los rumores sobre su estado de salud desde México

Acudió a la boda de la hija de Juan Collado, el abogado de Enrique Peña Nieto, quien presentó a su nueva novia en sociedad

Corresponsal en MéxicoActualizado:

No le hizo falta subirse a un escenario para seducir a todo un país. Solo con cantar tres de sus baladas más conocidas durante una boda en México, Julio Iglesias (75 años) se convirtió en la gran tendencia en el país azteca durante toda esta semana después de que miles de fans compartieran vídeos de su breve actuación durante el banquete. Y es que el enlace de Gonzalo Zabala y Mar Collado ha sido calificado como la «boda del año» por la prensa local tras juntar a destacadas personalidades de la sociedad mexicana, evento en el que la reaparición del cantante español y su actuación fueron la guinda del pastel del matrimonio más glamuroso de 2019.

«De niña a mujer» y «Abrázame» fueron dos de los tres clásicos que Julio Iglesias regaló a los novios, interpretaciones disponibles en redes sociales y que sirvieron para calmar las preocupaciones alrededor de su estado de salud, ya que se produjo una semana después de que no acudiera a la pasada ceremonia de los Grammy, en la que debía recoger un premio honorífico a toda su carrera. Todavía, sin embargo, no ha trascendido por qué apareció en la gala de los Grammy del 13 de marzo con un vídeo de agradecimiento en vez de acudir en persona si pocos días después estaba cantando en una boda en México.

Julio Iglesias y Miranda Rijnsburguer compartieron mesa con Enrique Peña Nieto y su novia, Tania Ruiz
Julio Iglesias y Miranda Rijnsburguer compartieron mesa con Enrique Peña Nieto y su novia, Tania Ruiz

Próxima gira

Aunque en las imágenes de la celebración compartidas en Internet parece que el madrileño se encuentra en perfectas condiciones y que mantiene intacto su cálido y característico tono de voz, algunas fuentes apuntan a que en realidad con esta aparición solo busca acallar los rumores y en realidad presenta serias dificultades para moverse. Julio Iglesias arranca su gira el 8 de junio en Amberes (Bélgica), un tour que le llevará también a ciudades europeas como Londres y Lisboa los días 26 y 29 de junio respectivamente.

Julio Iglesias y su mujer, Miranda Rijnsburguer (53), compartieron mesa con la pareja de moda en México: el expresidente mexicano Enrique Peña Nieto (52) y la joven modelo Tania Ruiz (31), su nueva novia. Precisamente, la prensa rosa del país norteamericano vio que la boda sirvió a Peña Nieto para «presentar en sociedad» a Ruiz, puesto que acaba de separarse legalmente de su exmujer Angélica Rivera a principios de este mes. Casados en 2010, Peña Nieto y Rivera iniciaron los trámites del divorcio tres meses después de que el 1 de diciembre de 2018 terminase su periodo de presidencia, que empezó en 2012, motivo por el que muchos medios locales consideran que se trató de un matrimonio de conveniencia para impulsar la imagen del político.

Además del cantante español y del expresidente de México, la boda de Zabala y Collado estuvo plagada de distinguidas personalidades, puesto que Juan Collado, el padre de la novia, es uno de los abogados más famosos del país norteamericano. Collado fue, de hecho, el abogado que representó a Peña Nieto en su divorcio con Rivera, pero además es famoso por haberse encargado de defender a numerosos personajes polémicos en México. Entre otros, Collado prestó sus servicios legales a Raúl Salinas de Gortari -hermano del expresidente de México Carlos Salinas de Gortari- de asesinato y de blanqueo de capitales, o también a un exgobernador de Quintana Roo (Cancún), quien fue acusado por tener conexiones con narcotraficantes, según medios locales.

A pesar de que el enlace estuvo plagado de invitados glamurosos, en la mesa de Julio Iglesias había dos polémicos rostros de la actualidad mexicana: Carlos Romero Deschamps, el cuestionado líder del sindicato de la petrolera estatal Pemex, quien ha sido acusado por corrupción; y el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, primo de Peña Nieto y quien fue director de una entidad pública llamada Banobras plagada de irregularidades. Por esta razón, el periódico «Reforma» calificó el enlace como una boda de «intocables», ya que ni del Mazo ni Deschamps han sido castigados por la justicia a pesar de las dudas que existen sobre posibles actos de corrupción.

Como muestra de sus buenas relaciones con Peña Nieto, Collado logró que su hija invitara a Luis Ruiz Ituarte y Elizabeth Eichelmann Gómez, padres de Tania Ruiz e importantes empresarios vinícolas en San Luis Potosí, al norte de México. Así, el expresidente y Ruiz ya no tienen reparos a la hora de mostrarse en público después de que fueran cazados juntos en Madrid el invierno pasado, cuando aún estaba casado con Rivera y ni siquiera habían anunciado sus planes de divorcio.