Lauren Bullen y Jack Morris
Lauren Bullen y Jack Morris - Instagram

InstagramUna pareja revela la realidad que hay detrás de sus impresionantes fotos en Instagram

Editar los colores en una foto puede sigificar una gran diferencia en el tono, la calidad y en definitiva el resultado final de la imagen

MadridActualizado:

La profesión de Lauren Bullen y Jack Morris es ser bloggers de viajes, es decir, mostrar a través de la red social los distintos y paradisiacos lugares a los que viajan. Sin embargo, la pareja ha concedido una entrevista con el diario británico «Daila Mail» en la que exponen la realidad que hay detrás de sus vidas perfectas.

Bullen, de 24 años, y Morris, de 26, comenzaron a compartir sus fotos de viajes en una cuenta de Instagram en agosto de 2017 y su éxito creció como la espuma, tanto es así que han llegado a acumular 5 millones de seguidores en Instagram. Aseguran que han llegado a cobrar hasta 9.000 dólares por una publicación en la red social. Sin embargo, y a pesar de lo que piensan la mayoría de sus seguidores, llegar hasta la cima requiere mucho trabajo, tiempo y esfuerzo. Explicaron que cada foto que publican previamente ha pasado por una minuciosa edición para conseguir el resultado perfecto. Y así lo mostró Lauren en una imagen en la que mostraba el antes y el después de la edición fotográfica.

Tahiti sunsets ❩ Edited using presets from our Tahiti collection - link in bio! (Swipe for before edit) #doyoutravelXgypsealust

Una publicación compartida de Doyoutravel Presets (@doyoutravelpresets) el

«No suelo usar aplicaciones ni filtros para las fotos» explicó Morris al «Daily Mail». «Si una foto se ve un poco oscura modifico la edición solo en el editor pre-post de Instagram», aseguró que lo primero que hace es aumentar la exposición de luz de la imagen. Además de iluminar sus fotos, Morris y su novia también modifican los colores de cada imagen para asegurarse de que aparezcan impresionantes.

Bullen explicó que tiende a aumentar la temperatura y el tinte de la imagen para que sea más cálida. «Me gusta que destacar los amarillos porque quedan mejor en la arena, el pelo y el amarillo de las palmeras», informó. También disminuye la saturación en las fotos para que su piel no parezca tener un tono anaranjado.

Days in Santorini 💭 edited with the G7 from the Greece collection, now live, link in the bio ⚡️⚡️#doyoutravelxgypsealust

Una publicación compartida de Doyoutravel Presets (@doyoutravelpresets) el

Por otro lado, Morris aumenta la saturación de la foto al 100% para intensificar el color. Por ejemplo, si una foto tiene un ligero tono anaranjado, aumenta el tono azul para «hacer que aparezcan ciertos aspectos de esa imagen», explicó para el «Daily Mail». A Lauren también le gusta resaltar los tonos anaranjados y verdes en sus fotos, especialmente las de amaneceres y atardeceres.

Editar los colores en una foto puede sigificar una gran diferencia en el tono, la calidad y en definitiva el resultado final de la imagen. Normalmente la foto original parece menos atractiva e idílica.