Erina Mano
Erina Mano - Instagram

InstagramErina Mano, la nueva WAG que se suma a las filas del Deportivo de La Coruña

Erina Mano, mujer del futbolista Gaku Shibasaki, se ha convertido en la nueva embajadora de la ciudad gallega en Instagram

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Cantante, actriz y modelo de Japón, así es la nueva embajadora de La Coruña. La mujer del futbolista Gaku Shibasaki ha atraído la atención de todos a sus redes sociales, y es que Erina Mano ha llenado su perfil de Instagram de imágenes de la ciudad coruñesa.

La primera fotografía fue a raíz de la Batalla Naval del quince de agosto en la bahía de Riazor. Los fuegos artificiales iluminaban el cielo durante la tarde del domingo y los fans llenaban de «likes» la publicación. También compartió varios vídeos en el estadio de Riazor, orgullosa de su pareja y de su trabajo. Su marido es muy famoso en su país y ahora su esposa no se queda atrás. A Coruña cuenta ahora con dos embajadores en Asia que, encantados con España, no paran de publicar parte de lo más bonito de la localidad en su Instagram.

Ver esta publicación en Instagram

スペインで見れた #花火 ☺️ #fuegosartificiales

Una publicación compartida de Erina Mano (@erinamano_official) el

El año pasado la parejo confirmó que se había mudado a España a vivir tras haber contraído matrimonio. Gaku juega de centrocampista en el Real Club Deportivo de La Coruña de la Segunda División y Erina, de 27 años, se dio a conocer en su país a través de «Hello! Project», un programa musical basado en dar una oportunidad a jóvenes solistas. Además es actriz, ya que tras sus primeras apariciones en la serie «Tokyo Girl» no le pararon de llover ofertas hasta saltar al cine en el año 2010 con la película «Kaiki: Tales of Terror from Tokyo». También trabaja como modelo y ofrece su imagen a marcas publicitarias.

Erina Mano y Gaku Shibasaki se conocieron a través de amigos en común. Su relación fue un poco complicada debido a que tuvieron que mantenerla en la distancia, pues el futbolista jugaba en la Liga española mientras Erina residía en Japón.