Julio Iglesias en un concierto en Valencia (2012)
Julio Iglesias en un concierto en Valencia (2012) - EFE

Una gira millonaria obliga a Julio Iglesias a abandonar su retiro

Dará cuatro conciertos y volverá a Bahamas. «Hay cifras a las que ni él se niega», explican desde el entorno del cantante

MadridActualizado:

Cuatro únicos conciertos, una nueva casa en Bahamas, una serie de televisión no deseada y la preocupación por lo que pueda pasar tras la detención de Eduardo Zaplana, ex presidente de la Generalitat Valenciana. A sus 74 años, Julio Iglesias sigue dando que hablar y eso que lleva «desaparecido» más de un año, tiempo en que solo se ha pronunciado a través de sus redes sociales. Desde que ABC publicara en exclusiva cómo se había desvinculado de la sociedad que en su día creó en la República Dominicana junto al desaparecido Oscar de la Renta y otros socios, son muchos los que han intentado saber más sobre el día a día y el estado de salud de nuestro artista más aclamado.

Su mujer, Miranda Rijnsburger, aseguró a la revista «Corazón» que la salud de Julio se mantiene en orden, salvo los problemas de espalda que arrastra desde el accidente de carretera que sufrió cuando era muy joven y cuyas secuelas no ha dejado de padecer. A día de hoy, Iglesias prefiere seguir en un plano discreto, a pesar de que esta semana han saltado varios «bombazos» que tendrán sus consecuencias para él y puede que no resulten agradables.

Por una parte está el anuncio de los cuatro conciertos que ofrecerá en septiembre en Tashkent (Uzbekistán), Dubai, Tel Aviv y Moscú, galas por las que Iglesias se embolsará una cifra más que cuantiosa. «Este tipo de artistas no son de los que se presten a actuar en un cumpleaños o una boda, salvo que les paguen 2 o 3 millones de euros. Te aseguro que hay cifras que no se niegan ni Julio ni el mismísimo Elton John», explica una persona del entorno del artista. Estas actuaciones llegan precisamente cuando celebra sus bodas de oro como artista.

«Secretos inconfesables»

También acaba de saberse que Disney se ha hecho con los derechos del polémico libro «Secretos inconfesables», que publicó su antiguo representante, Alfredo Fraile, con la idea de rodar una serie sobre su vida. Muy celoso con todo lo que se cuenta de él, hace años ya hubo un intento en España de rodar una teleserie sobre su vida y obra, proyecto que Iglesias consiguió frenar.

Por otro lado, Julio se está construyendo una impresionante casa en Bahamas, ya que parece que la idea final es abandonar Punta Cana y regresar a uno de sus paraísos favoritos. El cantante no puede permanecer en suelo estadounidense más de 120 días al año por cuestiones fiscales.

Bahamas, lugar en el que ahora tiene puesta la mirada Julio Iglesias
Bahamas, lugar en el que ahora tiene puesta la mirada Julio Iglesias - ABC

Mientras tanto, el que fuera su amigo, Eduardo Zaplana, al que se refería como «campeón», ha ingresado en prisión comunicada y sin fianza por los delitos de cohecho y prevaricación continuados, fraude en la contratación y fiscal, tráfico de influencias, blanqueo, malversación, pertenencia a asociación ilícita para delinquir y a grupo criminal. En 2012, el cantante reconoció ante un juez de Santo Domingo que había cobrado el equivalente a casi 6 millones de euros por el acuerdo firmado con el expresidente en 1997 para ser la imagen de la Comunidad Valenciana en el exterior. Zaplana justificó los importes por pagos a diversos conciertos. «El contrato con el señor Iglesias asciende a 375 millones de pesetas (más de 2 de millones de euros) y no hay nada más. Lo otro son pagos extraordinarios por actuaciones, como ha hecho el IVEX de toda la vida», declaró el expresidente en 2001 cuando saltó a la luz que el artista había cobrado 1.000 millones de pesetas (6 millones de euros) a través del Instituto Valenciano de Exportación.