Feliciano López y Sandra Gago
Feliciano López y Sandra Gago - Juanjo Martín

Feliciano López le da otra oportunidad al matrimonio

Un mes después de finiquitar su turbulento divorcio con Alba Carrillo, el tenista se compromete con Sandra Gago tras solo un año de noviazgo

MadridActualizado:

Hay procesos de divorcio que duran más que el matrimonio en sí. Que dejan una desazón y un pesimismo que invitarían a desterrar para siempre cualquier idea futura de boda. A Feliciano López (37 años) su estado civil de «casado» se le esfumó en once meses y cerrar todos los flecos de su separación de Alba Carrillo (32) le ha costado dos años y medio. Su amor fue visto y no visto. Se casaron el 17 de julio de 2015 y anunciaron su ruptura en junio de 2016. Una boda por todo lo alto en Toledo, con tres vestidos de novia y cientos de invitados y un divorcio también por todo lo alto, con intimidades ventiladas en pleno prime time televisivo por su ex y demandas judiciales constantes. Al final pesaba más el hartazgo que el desamor. El pasado diciembre por fin se deshacían el uno del otro y llegaban a un acuerdo económico, el único punto de fricción, puesto que no tuvieron hijos. «Está ya todo finiquitado, todo solucionado, y gracias a Dios ya no voy a tener que volver a ver a Feli ni él a mí», comentaba la modelo reconvertida en tertuliana.

Durante todo el litigio legal, el tenista procuró guardar silencio, que lo único que se escuchasen fuesen sus saques en la pista. Se centró en su carrera deportiva y año y medio después de su separación, hizo borrón y cuenta nueva sentimental. Se enamoró de una modelo 14 años más joven y recuperó no solo la confianza en el amor, sino la serenidad. Lo que nadie esperaba es que volviera a hincar la rodilla y desenfundar el anillo de diamantes tan pronto. Muchos pensarán que no ha escarmentado, pero él no tiene dudas.

Día de Reyes

Tras algo más de un año de relación Feliciano López y Sandra Gago se casarán este 2019, según desvelaba la revista «¡Hola!» esta semana. Hicieron partícipes de su compromiso a sus familias el pasado Día de Reyes, aunque aún no tienen fecha. Feliciano le propuso matrimonio con un solitario de oro blanco y diamantes.

«Pues no ha estado mal el 2018, ¿no? Ese momento en que te das cuenta de lo afortunado que eres y solo puedes dar gracias por tener al lado una persona como ella... Este año que dejamos atrás es solo un pequeño anticipo de todo lo bueno que nos queda por vivir, así que prepárate...», escribió Feliciano López en su Instagram el pasado 31 de diciembre junto a una imagen en la que aparecía con su prometida.

Sandra Gago es una modelo de 23 años, estudiante de Periodismo por la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid, apenas conocida antes de embarcarse en una nueva vida junto al tenista.

Amor en París

Se les comenzó a relacionar en París a principios de noviembre de 2017. Él jugaba en el torneo Masters 1000 y ella se encontraba en la ciudad del Sena por motivos laborales, pero también fue vista entre el público que animaba al tenista. Salieron a cenar a solas y visitaron algunos de los restaurantes más románticos de la capital francesa. Unos meses más tarde, ellos mismos dieron las primeras pistas de su romance, cuando Gago posó en su cuenta de Instagram con Ace, el perro del tenista.

Gago mide 1,71 metros y trabaja con algunas de las agencias de modelos más prestigiosas del mundo como Traffic Models Spain, Ice Models Germany, Oui Management Paris, Fashion Milán y MP Miami. La maniquí aún no ha despuntado en una gran pasarela, pero ya ha hecho varias campañas publicitarias para revistas como «Cosmopolitan» o «Glamour». Y por supuesto su noviazgo con el tenista le ha propiciado un escaparate muy atractivo para captar la atención de las marcas. El pasado junio participó en un acto de la firma Tous tras convertirse en la imagen de su nueva colección de gafas, Tous and Rigo.

Positiva y nerviosa

«Sandra es una persona muy positiva, con mucha vitalidad y muy nerviosa, pero ha sido el mejor bálsamo para Feliciano», relata una persona cercana a la pareja. Sandra es de las que no pone malas caras cuando le importunan con una pregunta en el photocall. A pesar de que lleva poco tiempo en el foco, ha aprendido rápido que la mejor manera de lidiar con la prensa es con unas palabras educadas y una sonrisa. El pasado noviembre no faltó al estreno de «33 El Musical». Como era de esperar, le preguntaron por Alba Carrillo. Ella contestó: «Está muy tranquilo y liberado, solo quiere pasar página».

Carrillo, por supuesto, no ha desaprovechado la oportunidad para pronunciarse sobre el compromiso de su exmarido. Eso sí, de una manera velada. Aprovechando su reciente paso por el Museo de Cera de Madrid, Alba publicó en Instagram el miércoles un posado junto a la réplica de Salvador Dalí con su característica mirada de asombro. La fotografía aparece acompañada por unas palabras dirigidas al pintor de Figueras: «No me mire así, señor, Salvador. A mí también me han llamado loca y, alguna vez, genio», escribió Carrillo en las redes. «Lo que tengo claro es que tengo que darle la razón en una cosa: no hay nada más surreal que la realidad», añadió.

Feliciano conoce muy bien lo que es el desamor y si ha decidido dar este paso con Sandra Gago es que no tiene dudas.