Elsa Baquerizo y Carolina Rodríguez, las deportistas olímpicas españolas más deseadas
Elsa Baquerizo y Carolina Rodríguez, las deportistas olímpicas españolas más deseadas

Elsa Baquerizo y Carolina Rodríguez, las deportistas olímpicas españolas más deseadas

Las deportistas se sitúan por delante de habituales como Rafael Nadal, Garbiñe Muguruza o Rudy Fernández

Actualizado:

Hoy empiezan los Juegos Olímpicos 2016 de Río de Janeiro, un acontecimiento que recoge a algunos de los mejores deportistas del mundo. Personajes que no solo son relevantes por sus dotes deportistas, sino que levantan pasiones por su físico, su carisma o incluso por lo que trasmiten a sus fans.

Con relación a este hecho la aplicación Happn, que en España cuenta con más de 700.000 usuarios, ha preguntado en su plataforma cuales son los deportistas que más pasiones despiertan y las razones de esto.

Tras esta investigación, los resultados son más que sorprendentes, y a diferencia de lo que se podría llegar a pensar, los deportistas más conocidos y con más seguidores se alejan del podio de medallas.

La ganadora de esta batalla ha sido Elsa Baquerizo, jugadora de Voleibol playa de España, que ha obtenido un 14% de los votos. Su altura de modelo (1,81 m) y su cuerpo escultural, pueden ser los motivos principales para convertirse en la «más deseada» con su primera medalla de oro.

Elsa Baquerizo, jugadora de Voleibol playa de España
Elsa Baquerizo, jugadora de Voleibol playa de España

Seguidamente se encuentra en la lista Carolina Rodríguez, que comparte podio y mismo porcentaje de votos. Carolina es una gimnasta rítmica española que compite en la selección nacional de gimnasia rítmica de España y que recibe el mismo título como la «más deseada» de los deportistas olímpicos.

Carolina Rodríguez gimnasta rítmica
Carolina Rodríguez gimnasta rítmica

Con medalla de plata encontramos a Eli Pinedo, (balonmano) con un 13% de los votos, seguida por Ona Carbonell (natación) con un 12%, que logra el bronce.

Eli Pinedo, a la izquierda y Ona Carbonell
Eli Pinedo, a la izquierda y Ona Carbonell