La Infanta Doña Cristina en Génova en junio de este año
La Infanta Doña Cristina en Génova en junio de este año - ABC

Doña Cristina despista a la prensa en su primera visita a prisión

La Infanta se reunió con su marido Urdangarin en el penal de Brieva (Ávila), el pasado domingo

MadridActualizado:

La foto más buscada por la prensa sigue sin dispararse, pero los paparazi que hacen guardia pacientemente a las puertas de la prisión de Brieva (Ávila) no cesan en su empeño. El pasado domingo 24 de junio estuvieron muy cerca de materializar su cometido. Pero ni siquiera fueron conscientes de ello. La Infanta Doña Cristina se adentró por primera vez en unos fríos pasillos que nunca hubiera deseado recorrer. Según confirmaron fuentes penitenciarias, la Infanta realizó la primera visita que su marido Iñaki Urdangarin recibe en prisión desde que se despidiera de su libertad el pasado 18 de junio. Y lo hizo a plena luz del día, a las 14.00 horas, y en el día en que todas las familias se encuentran con sus reclusos.

Nadie se percató de su llegada ni de su salida a bordo de un coche con las lunas tintadas, porque no hay foto del vehículo. Los responsables de la cárcel recibieron el aviso solo 30 minutos antes. Sorprende que ninguno de los periodistas apostados en las inmediaciones del penal fueron capaces de detectar su presencia. Las fuentes consultadas explican que existe un férreo control para evitar que se filtre a los medios cualquier información relativa al exduque de Palma, recluido en el módulo de hombres de la cárcel de mujeres de Brieva y sin más contacto humano que el del funcionario a cargo del turno.

Cárcel de Brieva (Ávila) donde Urdangarín lleva una semana preso
Cárcel de Brieva (Ávila) donde Urdangarín lleva una semana preso - EFE

Tras siete días separados, desde que el domingo por la noche Urdangarin volara desde Ginebra a Madrid, el matrimonio pudo disfrutar de 40 minutos juntos. El encuentro cumplió con todos los requisitos que impone instituciones penitenciarias al resto de presos, aunque se produjo fuera del horario establecido de visitas. Una excepción que también han concedido a otros presos, cuando lo han considerado oportuno.

«Adaptándose»

Fuentes del penal han señalado que en los escasos contactos que mantiene con el personal de Brieva, Urdangarin ha reconocido estar «adaptándose» a su nueva situación en una de las cinco celdas del módulo reservado para hombres y que es el mismo en el que permaneció durante una década el ex director general de la Guardia Civil Luis Roldán.

La familia trata de que la reclusión de Urdangarin no empañe su día a día. El viernes 22 de junio, la Infanta decidió seguir adelante con los planes que tanto ella como su marido organizaron para celebrar la graduación de su hijo Pablo Nicolás, de 17 años, que ha terminado sus estudios en el École Internationale de Genève. La Infanta Doña Elena, la madre de Iñaki Urdangarin, Claire Liebaert, la hermana, Ana Urdangarin, y la madrina del graduado, Alexia de Grecia viajaron a Ginebra para no perderse el acto. Junto a a los otros tres hijos del matrimonio -Juan Valentín, Miguel e Irene- se reunieron en el lujoso Hotel Four Seasons des Bergues, muy cerca del piso donde residen en el casco histórico de la ciudad.