XANAS

Del cutis de Bianca al portátil de Begoña

La mujer de Pedro Sánchez y Bianca Jagger almorzaron juntas durante la primera sesión del WomenNOW en Madrid

Actualizado:

Este viernes el Museo Reina Sofía acogió a un nutrido grupo de mujeres y hombres que luchan por la igualdad. Entre las participantes destacaba Begoña Gómez, esposa del presidente del Gobierno Pedro Sánchez, que estuvo durante toda la jornada matutina muy atenta a todas las speakers de la primera edición del WomenNOW Summit. Acudió como una participante más, en su papel de mujer socialista y feminista. Ordenador portátil y cartera en mano, se la pudo ver entusiasmada con la conferencia de Shirin Ebadi, Premio Nobel de la Paz 2003. La primera mujer musulmana en recibir este galardón aseguró que no vive en su país, no por miedo a que la encarcelen, que ya lo han hecho, sino porque durante 10 meses se dedica a viajar por el mundo para ser el altavoz que denuncie la situación de las mujeres en su país.

Por su perfil profesional, Begoña está muy sensibilizada con las desigualdades. Hace unos meses tuvo que pedir una excedencia temporal de su cargo directivo en la empresa donde trabajaba captando fondos para organizaciones no lucrativas. Lo de Moncloa ha sido un suspiro, pero quizás el justo para darse cuenta de que si vuelve tras las elecciones no quiere quedarse de brazos cruzados y quiere contribuir con su experiencia, sin que ello perjudique a su marido. Y ya de paso abrir camino a las que puedan venir, porque aquí aún no ha sucedido como en Reino Unido, donde hemos podido ver cómo al marido de Theresa May, no le ha afectado nada que su mujer sea la primera ministra.

En forma

A punto estuvo de suceder aquí, con Soraya Saénz de Santamaría, que podía haber escrito un capítulo en la historia política convirtiéndose en la primera mujer candidata a la presidencia del Gobierno. Este viernes se subía al escenario de este foro demostrando que esta más en forma que nunca, aunque se haya retirado totalmente de la política y se llevaba el aplauso de todos los asistentes al pedir que se trate a las mujeres como lo que son, seres humanos para alcanzar una sociedad más justa y equilibrada.

Gómez saluda a Soraya Sáenz de Santamaría
Gómez saluda a Soraya Sáenz de Santamaría - XANAS

Muchas se han visto reflejadas en lo que ha acuñado como el «síndrome de la intervención fallida» y explicaba: «Cuántas veces una de nosotras en una reunión ha expuesto una idea y ha visto como los presentes no se inmutan. Y unos minutos más tarde, uno de los hombres de la misma sala expone la misma idea y esta es aplaudida por todos. Pues la próxima reunión que sea otra mujer la que tome el relevo y apoye a la primera», recomendaba Soraya.

A su salida ha conseguido sortear a los numerosos periodistas que la esperaban en busca de una declaración, pero no sobre su intervención sino porque el excomisario Villarejo la intenta vincular con el espionaje a Pablo Iglesias. Ahora está «feliz e ilusionada» y estudiando mucho en su nueva faceta profesional como socia del área mercantil en el bufete Cuatrecasas, donde asegura que está «rodeada de compañeros y compañeras, porque en el mundo laboral la igualdad se practica a rajatabla».

Antes de marcharse, ha podido charlar unos minutos con otra de las grandes speakers de la jornada; Bianca Jagger, la activista nicaragüense que, a sus 73 años, ha declarado la guerra, pero pacífica, para conseguir la igualdad de género. No quiere ni oír hablar de su primer y único marido, Mick Jagger, el líder de los Rolling Stones, con el que estuvo casada siete años, fruto de cuya unión nació su hija Jade. Quizás porque ya ha explicado muchas veces que para ella el divorcio fue una liberación. Con los años no ha perdido la coquetería y subía al escenario con una melena cardada impecable y un cutis exento de arrugas para recordar que un día fue una de las modelos más guapas del mundo.

Jagger durante una ponencia
Jagger durante una ponencia - XANAS

En privado

A mediodía hubo un guiño a los movimientos feministas de los años 50 americanos y se reivindicó el «Women Who Lunch» de la época organizando comidas privadas con algunas de las ponentes fuera del congreso. Ana Botella fue la anfitriona de la escritora y víctima de violencia de género Leslie Morgan Steiner, junto al equipo de la Fundación Integra. Hillary Bass, una de las abogadas más reconocidas de Estados Unidos y promotora a nivel mundial de la igualdad de género, departió con Katherina Miller, presidenta de la Asociación Europea de Mujeres juristas y algunos miembros de Foro Legal. Alexandra Palt, directora global de sostenibilidad de L’Oréal, sentó a la mesa a parte del equipo directivo de la delegación en España y a la gurú tecnológica Monique Morrow, que proporciona identidad digital a las personas desatendidas.

También Begoña Gómez organizó un almuerzo al que asistió Bianca Jagger, la periodista Marta Reyero y Laura Ruiz de Galarreta, directora del WomenNOW Summit. El empoderamiento femenino se ha apoderado de la capital.