Cara Delevingne pidió permiso a la Princesa Eugenia para ir de esmoquin a su boda

La modelo ha concedido una entrevista en la que cuenta lo sorprendida que estaba ante los comentarios que recibió por su elección de look

Actualizado:

Más allá de la novia, hubo otra mujer que acaparó todas las miradas en la boda de la Princesa Eugenia. Porque la llegada de Cara Delevingne con un esmoquin negro se ha convertido en uno de los grandes hitos de la moda de 2018. Ahora, la protagonista del momento ha confesado cómo se fraguó su outfit.

En una entrevista para la revista «Grazia», la modelo ha confirmado que pidió permiso a la novia para saltarse el código de vestimenta, que pedía vestido de día para las mujeres, mientras los hombres debían llevar esmoquin.

GTRES
GTRES

«Eugenia y yo somos amigas desde que éramos niñas y yo siempre he querido llevar esmoquin. Así que la escribí sin estar del todo segura de si iba a aceptar», relata Delevingne. La respuesta de la hija de los duques de York fue: «No hay ningún problema, no esperaba menos de ti».

«Me sorprendió que mucha gente me decía que era muy valiente por elegir ese look, cuando para mí solo era una cuestión de comodidad», afirma la modelo.