Lourdes Montes a la salida de la clínica Quirón de Zaragoza - gtres

Lourdes Montes respira tranquila tras visitar a su marido en Zaragoza

El torero ha pasado la noche «sin incidencias» y evoluciona «favorablemente dentro de la gravedad»

Actualizado:

Después de la tormenta llega la calma. Tras dos días de angustia, nervios y preocupación, Lourdes Montes vuelve a sonreír. Esta mañana salía de la clínica Quirón de Zaragoza mucho más tranquila tras visitar a su marido, ingresado el pasado lunes tras sufrir una grave cogida en la plaza de toros de Huesca.

A la salida del centro ha sido el hermano del torero, Cayetano Rivera, quien ha atendido las preguntas de los medios sobre cómo se encontraba tanto Fran como su esposa Lourdes. «Estando aquí uno siempre está más tranquilo que lo que oye, pero la pobre sí que lleva un susto encima y todavía estamos todos un poco preocupados».

Según el parte médico remitido esta mañana por los doctores que supervisan el estado de saludo del mayor de los hermanos Rivera Ordóñez, el torero ha pasado la noche «sin incidencias» y evoluciona «favorablemente dentro de la gravedad».

Lourdes Montes sale de cuentas el próximo 20 de agosto, pero su avanzado estado de gestación no le ha impedido coger un AVE desde Sevilla para estar al lado de su marido en estos momentos tan delicados para la familia. Ayer por la tarde era fotografiada a su llegada a la estación de Zaragoza acompañada de su madre y su cuñado Cayetano Rivera.

El encuentro de la pareja cuando Lourdes llegó al Hospital Quirón de Zaragoza fue de lo más emotivo. El torero se emocionó al ver a su mujer y a su gente, trae el alcance de la cogida.