Dicaprio llegando al lugar de la subasta
Dicaprio llegando al lugar de la subasta - gtresonline

Leonardo Dicaprio y sus amigos famosos recaudan 40 millones de dólares para el medio ambiente

Unas 1.000 personas asistieron a la gala benéfica realizada por la fundación del actor en Saint-Tropez

Actualizado:

Leonardo Dicaprio volvió a tener éxito con la gala benéfica realizada por su fundación mediambiental en Saint-Tropez. Una vez más, sus amigos famosos y millonarios acudieron a la cita para pujar por «experiencias únicas». En la subasta se logró recaudar 40 millones de dólares, que cómo ha anunciado el actor, serán destinados a proyectos de protección de especies «icónicas en peligro crítico», específicamente, «tigres, rinocerontes, tiburones y gorilas».

El actor, a través de su cuenta en Instagram, que usa para promover su fundación, ha señalado que con estos programas trabajan con los gobiernos para conservar selvas, arrecifes de coral y bosques. «En cierto sentido, estamos tratando de establecer una red mundial de arcas de Noé», escribió el actor.

Y aunque la causa es muy noble y se lucha por un problema serio, esta no ha sido impedimento para que las 1.000 almas que acudieron al evento dejaran de festejar. Según «Page Six», la fiesta «post-subasta» debía empezar a a a 1:00 de la madrugada, pero el proceso de pujas se prolongó hasta las 2:15 a.m debido al interés de los «millonarios» en las experiencias y objetos subastados, como por ejemplo, dos conciertos privados de Elton John por tres millones de dólares, el Rolex de Dicaprio o algunas obras de Banksy y Andy Warhol de su colección personal.

Entre los invitados destacaba una gran presencia de modelos ataviadas en trajes con escotes pronunciados, y algunos rostros famosos como la top-model Naomi Campbell, los actores Kate Hudson, Goldie Hawn, ­Orlando Bloom, Adrien Brody, Michelle Rodriguez, el diseñador Tommy Hilfiger, la modelo rusa Irina Shayk, o el cantante John Legend.

La pista de baile, dicen las fuentes de «Page Six» estaba repleta de modelos, y era incómodo el baile, pero los invitados bailaron el ritmo de la música que pinchaba DJ Cassidy. Desde el mismo medio señalan que el broker Tom Barracj compró la casa de lujo «amigable con el ambiente» ubicada en la isla privada de Dicaprio en Belice por once millones de dólares. El multimillonario Len Blavatnik comparó una pintura de Rudolf Stingel por 900.00 dólares, pero se dejó en total dos millones de dólares en la subasta.