Cara Delevigne y Naomi Campbell, juntas, a la derecha de la fotografía
Cara Delevigne y Naomi Campbell, juntas, a la derecha de la fotografía - archivo

Cara Delevigne y Naomi Campbell se enzarzan en una pelea durante una fiesta

Un supuesto comentario de Cara sobre Rihanna desató la ira de Naomi. Acabaron a empujones y tirones de pelo. Campbell casi pierde la extensiones

abc.es
Actualizado:

Sobre el mal genio de Naomi Campbell se ha escrito largo y tendido en las últimas dos décadas y media. Del carácter explosivo, díscolo y provocador de Cara Delevigne hay noticias a diario. Ambas protagonizaron la anécdota más desagradable de la Semana de la Moda parisina, al liarse en una pelea que, dos días después, ha transcendido a los medios. Según «Page Six», de «The New York Post», las dos tops británicas pasaron de los gritos a los empujones y de los empujones a los tirones de pelo, durante una fiesta organizada en el exclusivo club Castel de París. La anfitriona era Dasha Zhukova, editora de la influyente revista de arte «Garage» y pareja del magnate ruso Román Abramóvich.

Según testigos presenciales, el detonante del desencuentro entre las dos tops británicas, a las que separan 22 años de edad, fue supuestamente un comentario sobre su común amiga, y compañera de juergas, Rihanna. «Naomi acusó Cara de faltar el respeto Rihanna y comenzó a gritarle y a empujarle», contó un testigo a «Page Six». Otro afirmó que Delevigne empujó a Campbell para quitársela de encima. «Naomi estaba muy enfadada», afirmó dicha fuente al medio neoyorquino. «El club estaba lleno y había mucho ruido -continúa el testigo-. Naomi decía cosas sin sentido, despotricaba. Cara no entendía por qué se ponía así, si entre ella y Rihanna no había problema alguno; no quería entrar al saco, así que advirtió a Noemi entre gritos que se alejara de ella». La cosa fue a mayores y se les fue de las manos: comenzaron los empujones y los tirones de pelo, en presencia de invitadas como Bianca Brandolini, Lauren Santo Domingo, Dakota Fanning o la modelo Lily Donaldson. Al parecer, Cara Delevigne se agarró a las extensiones de Noemi Campbell, aunque no consiguió desprenderlas.

Entre los testigos citados por el «Post», también hay quien quitó hierro al asunto: «Naomi no hizo nada malo. Estamos hablando de un pequeño y abarrotado club de París. Si alguien empuja a alguien, es porque no hay espacio», aseguró.

Cuando el ambiente se apaciguó entre ambas, Campbell siguió la fiesta en otro club, Raspoutine, donde «todo el mundo le preguntó sobre el "drama" con Cara. Pero ella se limitó a sonreír de manera angelical». Pese a los requerimientos del «Post», los respresentantes de Naomi Campbell y Cara Delevigne se negaron a hacer comentarios sobre el suceso. Hoy, Delevigne ha sido la encargada de abrir el espectacular desfile de Karl Lagerfeld para Chanel, ambientado en una tradicional brasserie francesa.