Antonio Luque, Daniel del Toro, Gigia Pellegrini e Ignacio Ochoa
Antonio Luque, Daniel del Toro, Gigia Pellegrini e Ignacio Ochoa - J.J. Úbeda
Gastronomía

Abre Casa de Gula, una taberna inspirada en la serie «La Peste»

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

En la calle Álvarez Quintero número 9 acaba de abrir una especie de máquina del tiempo dispuesta a transportar al que la visite a las entrañas del siglo XVI, ésas que han desgranado con esmero en la serie de Movistar «La Peste» que está a punto de estrenar su segunda temporada. Con el nombre Casa de Gula se ha inaugurado un establecimiento que llega para quedarse y que sumerge a su clientela en un ambiente de luz tenue tamizada por las celosías de la entrada y por las velas que presiden cada mesa.

Se trata de la taberna oficial de la serie «La Peste», un espacio que convertirá a Sevilla en la primera ciudad española transformada en un gigantesco juego inmersivo, iniciativa que se desarrollará una vez se presente la segunda temporada de la producción. «La primera fue el mejor estreno de Movistar y se ha comercializado fuera de España», aclaró Ignacio Ochoa, director de Gran Público y Pymes de Telefónica en el Territorio Sur. «La segunda temporada llegará en noviembre cargada de novedades, entre ellas este juego de realidad alternativa que pretenderá crear una experiencia gastronómica semejante a la que vivirían los personajes de la serie», añadió Ochoa.

El espacio

Para recrear el espacio y asemejarlo a los que debieron existir en el siglo XVI han contado con el trabajo de Gigia Pellegrini, quien ha participado en la decoración de la serie y ha intentado trasladar ese espíritu al establecimiento. «Entre los objetos utilizados hay muchos que han formado parte de la primera temporada, como el osario de la planta superior, el retablo del Palacio de Dresdner, el armario de las maravillas de Zúñiga o las ilustraciones que cuelgan de la pared», indicó Pellegrini. El establecimiento está dividido en dos plantas y en la inferior preside la barra una réplica del retablo de la Virgen de los Navegantes que hay en el Alcázar. También hay un armario de las maravillas, que es como se denominaba a las vitrinas en las que los nobles exhibían objetos valiosos o artículos exóticos traídos del Nuevo Mundo. En la planta superior, destaca un lienzo de pared compuesto por caravelas, que es el emblema de «La Peste».

La carta

En cuanto a la carta, una parte se ha centrado en propuestas actuales y otra se ha bautizado con el título «La Garduña», que será uno de los personajes clave de la segunda temporada y en ella se engloban recetas inspiradas en el siglo XVI en las que ha colaborado el chef Daniel del Toro. Algunas de ellas son sopa de perdices, olla de atún, cabeza de lomo ibérico braseada, potaje de garbanzos o empanadillas de pies de puerco de su pernil. «En esa época la alimentación estaba basada en recetas de harina, como las empanadillas, y la carne que se consumía era principalmente la de cerdo», explicó Del Toro. «Se cocinaba con canela, anís estrellado, jengibre o cardamomo, elementos que están en desuso en nuestras recetas y que hemos retomado en algunas de estas propuestas», matizó el chef.