María Teresa Turrión, en la boda de Meghan Markle y el príncipe Enrique
María Teresa Turrión, en la boda de Meghan Markle y el príncipe Enrique - GTRES

«Dura pero cariñosa»: así la niñera española de los hijos de los duques de Cambridge

Conocida como la «Mary Poppins» española, es parte fundamental del día a día de la familia real

Actualizado:

Maria Teresa Turrión no acostumbra a aparecer en primer plano durante los compromisos públicos con los duques de Cambridge, quienes la contrataron en marzo de 2014 para estar al cuidado del que por aquel entonces era su único hijo: el Príncipe Jorge.

Pese a que es una mujer discreta y prudente, es inevitable que su figura, como parte integrante de la vida de la familia real, despierte un gran interés. Ha sido la revista People la que ha publicado unas pinceladas que ayudan a conocer un poco más a la mujer que se ocupa de los cuidados de Jorge, el pequeño situado en el tercer puesto en la línea de sucesión al trono británico, y a sus dos hermanas. ¿Qué método educativo emplea con ellos?

Una fuente cercana a la monarquía británica ha asegurado a la revista que «María quiere a los niños de corazón. Puede ser dura y estricta, pero también es muy cariñosa y blandengue con ellos». Se conoce que Guillermo y su esposa han querido educar a sus hijos haciéndoles conscientes de cuáles son sus responsabilidades, pero sin imponerles antes de tiempo las restricciones de su papel institucional. Hay quien dice que pretenden imitar esa actitud algo alejada de los protocolos y más bien cercana que adoptó Diana de Gales con sus hijos.

Una niñera formada

Es evidente que la niñera del heredero de la corona de Inglaterra y sus hermanas pequeñas debe cumplir ciertos requisitos para ocupar el puesto. Maria Teresa Turrión lo hace. Está formada, ni más ni menos, que en el prestigioso colegio de niñeras de alta sociedad Norland de Bath (Inglaterra). En el centro no solo se aprenden modales, sino también defensa personal (Turrión es experta en taekwondo) y métodos de actuación ante un posible ataque terrorista, un secuestro o el acoso de la prensa.