Repartos con conciencia ecológica

Correos Express lleva al País Vasco su proyecto Mares con el fin de prestar sus servicios sin emitir gases contaminantes

BilbaoActualizado:

La creciente preocupación por el medio ambiente y la consecuente respuesta de las administraciones han motivado también el surgimiento de un comercio eminentemente ecológico. Una tendencia a la que se ha sumado Correos Express, que el pasado año impulsó el proyecto Mares —Medios Alternativos de Reparto Ecológico y Sostenible— con el fin de prestar sus servicios sin emitir gases contaminantes. La iniciativa, que ya funciona con normalidad en ciudades como Palma de Mallorca, Barcelona y Málaga, comienza a implantarse también en la totalidad del País Vasco.

Con el objetivo de implantar el proyecto en toda España, la empresa ya realiza en varios puntos entregas mediante medios alternativos como bicicletas convencionales y eléctricas, coches eléctricos o vehículos a gas. «Decidimos aplicarnos el cuento y comenzar a trabajar en unos medios que nos permitiesen realizar envíos con huella de carbono cero», afirma Leticia Martín, subdirectora de Comunicación, Marca y Servicios al Cliente de Correos Express.

Se trata, añade Martín, de una apuesta por compatibilizar su labor con el respeto al medioambiente y por «conquistar ese vacío de la última milla» en las almendras de las grandes ciudades. Todo ello, subraya, sin perder efectiva en la entrega: «Mantenemos nuestra calidad de servicio, incluso lo mejora, porque permite optimizar las rutas de entrada a las ciudades».

Durante los nueve primeros meses se realizaron más de dos millones de envíos de este tipo, lo cual, según Leticia Martín, ha permitido ahorrar la emisión de seis toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera. Unos resultados positivos que han llevado a la compañía a contemplar un aumento del número de bicicletas tanto en las ciudades en las que ya ofrece el servicio como en las que se irá incorporando de manera paulatina.

En la actualidad, Correos Express cuenta un 73% más de rutas verdes que el pasado año, con una significativa presencia en Cataluña, Comunidad Valenciana, Madrid, Galicia, País Vasco y Andalucía.