Raquel González
Raquel González - EFE

El PP de Bilbao propone la primera ordenanza municipal en defensa de la víctimas de ETA

González defiende la colocación de placas y la prohibición de homenajes a etarras

BilbaoActualizado:

Raquel González dio ayer un golpe de efecto a su candidatura a la alcaldía de Bilbao con la presentación de la que sería la primera ordenanza municipal de toda España dedicada a la preservación de la memoria, la dignidad y la justicia de las víctimas del terrorismo. La iniciativa, en la que tomarán parte Covite, AVT y Dignidad y Justicia, está enfocada a evitar las «humillaciones» de los damnificados y la demolición de obstáculos para «contribuir a una justifica efectiva, eficaz y real».

Según informó ayer la formación popular, la ordenanza municipal constará de cinco puntos, entre los que destaca la inhabilitación durante diez años de aquellas organizaciones, colectivos o comparsas que utilicen el espacio público para exhibir carteles, eslóganes o símbolos que apoyen el terrorismo o ensalcen a los criminales. El objetivo es evitar situaciones como las que tuvieron lugar en pasadas ediciones de la Semana Grande bilbaína, en la que diversas «txosnas» mostraron fotografías de etarras encarcelados como protesta por la dispersión.

Por otro lado, González aboga por que toda asociación que reciba subvenciones públicas condene obligatoriamente el terrorismo. La fórmula que proponen los populares es que en el impreso de solicitud de la correspondiente ayuda aparezca una casilla para responder «Sí» o «No» a la pregunta: «¿Su organización condena el terrorismo?».

El PP reclama también la colocación de placas en cada lugar de Bilbao donde se haya cometido un asesinato terrorista, así como la limpieza y retirada «inmediata» de pintadas y carteles que apoyen el terrorismo o humillen a las víctimas. En esta línea, exige la prohibición de toda celebración de homenajes o bienvenidas a terroristas en la vía pública.

«Olvidadas y silenciadas»

La candidata a la alcaldía de Bilbao dio a conocer este lunes su ordenanza en un enclave «emblemático» como es la plaza Ertzaina José María Aguirre, el único lugar de la ciudad con una placa dedicada a una persona asesinada. En este sentido, González se mostró crítica con la gestión del regidor bilbaíno, Juan Mari Aburto, al que acusó de tener a las víctimas «olvidadas y silenciadas».

Como presidenta del PP de Vizcaya, González ha llevado a cabo una política activa contra la celebración de homenajes a los criminales. La última vez, el pasado diciembre, cuando protestó frente a los radicales que recibieron con honores a la exreclusa Itziar Plaza. «Es una vergüenza que Bilbao tenga calles mudas ante los asesinados pero sean una algarabía para recibir a los asesinos -insistió ayer-. Tiene que ser justo lo contrario».

Como colofón al acto de ayer, González anunció la integración en la lista del PP a la alcaldía de Bilbao de Daniel Portero, presidente de la asociación Dignidad y Justicia, que ostentará un puesto «simbólico» para apoyar una «derecha valiente» en la lucha contra la impunidad que aún existe en los altos de enaltecimiento de ETA.