Uno de los cinco detenidos en un momento del vídeo de los hechos de la presunta violación.
Uno de los cinco detenidos en un momento del vídeo de los hechos de la presunta violación. - Navarra.com

Los presuntos violadores de Sanfermines: «Follándonos a una entre los 5». Respuesta: «Esos son los viajes guapos»

Los acusados de violar a una joven madrileña comentaron por Whatsapp lo que hacían a sus amigos que se quedaron en Sevilla

PAMPLONAActualizado:

Los cinco jóvenes acusados y encarcelados por violar presuntamente a una joven de 18 años en la primera noche de los Sanfermines no sólo grabaron los hechos en video y se jaleaban entre ellos, sino que también comentaron lo que estaban haciendo con sus amigos que se habían quedado en Sevilla a través de Whatsapp.

Según informa el periódico digital www.navarra.com, uno de los acusados, José Ángel Prenda, a quien apodaban por su apellido, contó a través de su grupo de Whatsapp que estaban «follándonos a una entre los 5», «Todo lo que cuente es poco», «puta pasada de viaje». Estos mensajes los envió, según informa el diario digital, a las 4:50 horas de la madrugada, una hora después de producirse los hechos.

Lejos de reprocharles sus actos, sus amigos de Sevilla les jaleaban: «cabrones, os envidio», «estos son los viajes guapos», comentaron en torno a las 10 de la mañana.

Cercano el mediodía, cuando la noticia trascendió a través de los medios de comunicación, los amigos de Sevilla comenzaron a preguntarse si serían los que habían viajado a Pamplona los detenidos por una agresión sexual. «Se han follado a una entre 5 según dijo José Ángel». «Y son 5 los detenidos por violar a una tía de 19 años». Horas después, las sospechas de los integrantes del grupo de Whatsapp se confirmaron, sus amigos fueron detenidos acusados de cinco presuntos delitos de agresión sexual y uno de robo con violencia.

Los cinco acusados se encuentran en la cárcel desde el pasado 9 de julio. El juez encargado del caso calificó los hechos como «de extrema gravedad, ejecutados en grupo y de manera reiterada, con múltiples penetraciones». Acusa a cada integrante del grupo de un delito de violación, el realizado por él y a otros cuatro por consentir la violación del resto de los miembros. Uno de los acusados grabó la violación con su teléfono móvil, lo que constituye una de las pruebas de cargo y en el que se puede ver, según el auto judicial, la participación de todo el grupo.