Un parquímetro situado en una calle madrileña
Un parquímetro situado en una calle madrileña - JOSÉ RAMÓN LADRA

La app TelPark culpa al Ayuntamiento de la comisión que cobrará a los usuarios del SER

Quienes abonen el parquímetro con móvil a través de una app verán incrementado el importe en hasta un 10 por ciento

MADRIDActualizado:

La aplicación de pago de parquímetro por teléfono móvil Telpark anunció este sábado a sus clientes que comenzará a cobrar una comisión debido a la nueva instrucción del Ayuntamiento de Madrid, anunciada tras la denuncia de una empresa para entrar en el mercado de las aplicaciones de cobro del SER.

«Debido a la creciente demanda de uso de las aplicaciones móviles para la gestión del estacionamiento en la vía pública en algunas ciudades españolas, el coste de prestación de los servicios de pago será soportado total o parcialmente por los usuarios de dichas aplicaciones», dice el comunicado de la empresa, que anuncia que «a partir del día 26 de febrero de 2018 será la ciudad de Madrid la que repercutirá una parte de los costes a sus clientes y, por tanto, todas las aplicaciones del pago por móvil aplicarán una comisión sobre el importe consumido».

La primera reacción política a esta nueva medida del Gobierno de Manuela Carmena ha llegado por parte de la portavoz de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, que ayer acusó al gobierno de «hacer la vida más difícil y más cara a los madrileños». Con esta instrucción, asegura la portavoz, «se abre la puerta a que empresas privadas puedan cobrar más a los ciudadanos», cuyos impuestos «están subiendo año tras año en Madrid».

A su juicio, al Ayuntamiento de la capital «le sobra el dinero por todas partes porque no sabe gastar; según los últimos datos conocidos un 20 por ciento de presupuesto de inversiones ha sido ejecutado, un porcentaje bajísimo».Para la portavoz, el Ejecutivo «tiene que saber que hay que devolver parte de ese esfuerzo a los ciudadanos» y ha pedido que se bajen los impuestos, porque «no se puede permitir un ayuntamiento rico cuando sus vecinos no lo son precisamente».