El antiguo Hospital del Aire, en Arturo Soria
El antiguo Hospital del Aire, en Arturo Soria - ÁNGEL DE ANTONIO

La subasta por los terrenos del antiguo Hospital del Aire queda desierta

Nadie pujó por la superficie, de 28.300 metros cuadrados, con un precio de salida de 22,5 millones de euros

MadridActualizado:

La subasta de los terrenos del antiguo Hospital del Aire, en la madrileña calle de Arturo Soria, quedó ayer desierta, según confirmaron a ABC fuentes del Ministerio de Defensa. Una vez más. Nadie parece querer hacerse con estos terrenos, más de 28.300 metros cuadrados que se ofrecían a un precio de salida de 22,5 millones de euros.

La enorme parcela con que cuenta Defensa en esta zona privilegiada de la ciudad no parece fácil de vender. De hecho, el de ayer era el tercer intento de enajenarla, que ha terminado también en fracaso. Para comprender las razones, es importante conocer que el terreno tiene un importante hándicap: su uso es exclusivamente sanitario, y el actual Gobierno municipal ha sido muy claro en este aspecto: no tiene intención de recalificarlo.

El Hospital del Aire ocupa una manzana completa a la altura del número 82 de la calle Arturo Soria. Son 28.341 metros cuadrados, y aún conserva en su interior alguno de los edificios que en su día formaron parte del complejo hospitalario. No obstante, todos pueden demolerse si fuera necesario; la única obligación urbanística es conservar el jardín, que está catalogado con nivel de protección 3. Y, por supuesto, dedicarlo a un uso sanitario.

Varios intentos

Ha habido varios intentos para vender la parcela: la primera fue en diciembre de 2010, cuando el hospital llevaba ya varios años cerrado y sin uso. Entonces, el Ministerio de Defensa llegó a formalizar un convenio con la Fundación Instituto de Empresa, con el fin de comprar ese suelo por más de 35 millones de euros, y con la intención de cambiar el uso sanitario por el educativo. Pero finalmente no cuajó.

Más tarde, en noviembre de 2011, el consejo de Ministros aprobaba la enajenación del terreno mediante subasta, aunque esta quedó desierta. En 2014 hubo otra vez conversaciones informales con el Gobierno municipal para recalificarlo y levarlo a subasta, pero tampoco se materializaron.

Los vecinos de la zona han reivindicado durante años su uso hospitalario, abriéndolo a la población civil. En el Ayuntamiento, la concejal socialista Mercedes González llevó la cuestión al pleno de la junta de Ciudad Lineal en noviembre de 2017, proponiendo que el Ayuntamiento lo comprara y le ofreciera luego el suelo a la Comunidad para construir un nuevo hospital.