Puestos de comida y bebidas, ayer, en la Ribera de Curtidores del Rastro, donde se celebran las fiestas de San Cayetano
Puestos de comida y bebidas, ayer, en la Ribera de Curtidores del Rastro, donde se celebran las fiestas de San Cayetano - J. M. MATA

El PP denuncia la cesión de casetas a «colectivos okupas y proetarras»

Ciudadanos también arremete contra Carmena por las fiestas de Centro

MadridActualizado:

El escándalo, desvelado ayer por ABC, de la participación de colectivos antisistema, a favor del cannabis y abertzales en la comisión de las fiestas de San Cayetano, San Lorenzo y La Paloma por parte del Gobierno local de Ahora Madrid ha encendido el panorama político municipal. La portavoz del PP, Esperanza Aguirre, se mostró ayer «su estupor por que se haya invitado a participar a grupos que son bien proetarras, antisistema o bien okupas». Desde Ciudadanos, su líder en la capital, Begoña Villacís, se desmarcó también de la iniciativa del Consistorio: «Esta decisión le corresponde de manera unilateral al concejal del distrito de Centro, Jorge García Castaño».

Las celebraciones, sobre todo en Lavapiés, Rastro y Embajadores, cuentan con la participación de, al menos, dos casas okupa, como 3 Peces o Potemkin; esta última ha organizado en el pasado charlas de Joseba Permach, exlíder batasuno condenado por pertenencia a ETA, o el rapero Pablo Hásel, sentenciado por enaltecimiento del terrorismo. Tras lo desvelado ayer por este periódico, el grupo municipal popular se puso en contacto con la Junta de Centro. El concejal del PP Íñigo Henríquez de Luna lo explica así: «En la plaza de Nelson Mandela va a haber cuatro casetas para San Lorenzo. Hemos llamado para saber a qué entidades se han cedido, y lo que responden es que se las han entregado a la Plataforma por las Fiestas Populares de Lavapiés, y que ésta se las cederá a los colectivos que considere». Los populares creen que se trata, «por lo tanto, de una privatización de un espacio de todos a colectivos que no pertenecen a todos, y con absoluta opacidad».

Critican, además, que en la «programación de las fiestas aparecen grupos recurrentes, como Tremenda Jauría, vinculado al Patio Maravillas, y Alicia Ramos, simpatizante de Podemos y Ganemos»: «Tienen un sesgo ideológico muy claro y buscan hacerlas autogestionadas».

Votación polémica

El PP insiste en que «ni suscribe ni apoya» la planificación de las celebraciones. Y que fue «el único partido que en el Pleno de la Junta de Centro votó en contra de los tanto el 18 de febrero como el 31 de marzo»: «Ciudadanos se abstuvo en el último, tras escuchar nuestras denuncias. Ahora Madrid y PSOE sí la apoyaron».

C’s insiste en que se les ocultó quiénes estaban detrás de la denominada Plataforma y no fue «convocado a ninguna comisión de festejos». «Una vez más, se demuestran la descoordinación y la falta de comunicación de Ahora Madrid, que presume de consultar a la ciudadanía».