La «manada» de Villalba también está compuesta por un militar y un guardia civil

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Todo fue idea de la víctima que entonces tenía 18 años. Ella fue la que propuso tener sexo por turnos. Ellos no la obligaron en ningún momento a realizarles sexo oral ni vieron en ella ningún gesto de desagrado o de incomodidad. Al contrario, todo discurrió en un ambiente de «naturalidad», «normalidad» y «risas» sin que mediara «premeditación alguna por su parte» y con el «consentimiento» de la mujer.

Lea la historia completa haciendo click aquí