Imagen de archivo de la Guardia Civil
Imagen de archivo de la Guardia Civil - EFE
Sucesos

Intento de secuestro del menor: investigan las cámaras y el relato de los vecinos

La Guardia Civil considera que en los hechos solo habría actuado un hombre

MADRIDActualizado:

La Guardia Civil continúa investigando el presunto intento de secuestro de un menor de edad el pasado jueves al llegar a su colegio, en Las Rozas de Madrid. Fuentes del caso indicaron a ABC que se está siguiendo el protocolo en estos asuntos. Por ejemplo, el viernes se comenzaron a recabar las imágenes de las numerosas cámaras de seguridad de la urbanización donde ocurrieron los hechos, Molino de la Hoz. Se trata de una zona exclusiva, con viviendas unifamiliares y un importante despliegue de seguridad; también se ha entrevistado al personal de vigilancia del recinto, que incluye garita con guarda; se revisan, asimismo, todos elementos de esa índole que pueda aportar el centro escolar, Logos International School.

Fuentes de la investigación explican a este periódico que, tras la primera toma de manifestación tanto al chaval, de 14 años, como de su madre, dan credibilidad a ambos testimonios; aunque la progenitora, explican los informantes, no presenció lo ocurrido. En lo que sí se reafirmó el chaval es en que aquella jornada, en la que tenía un examen, su madre lo llevó en coche a clase. Se despidieron en la puerta y, tras entrar,se dio cuenta de que se le había olvidado un libro. Salió para buscar a la madre y recoger el volumen. Pero, en ese momento, según se recoge en la denuncia, se acercó un tipo que llevaba una furgoneta y le dijo: «Ven conmigo, que te voy a llevar con tu madre».

Solo un individuo

Era solo un individuo (no varios, como en un principio se llegó a decir) y sí que llegó a agarrarle por el brazo, en un gesto de fuerza. Pero se zafó, entró en el Logos y, muy nervioso, se dirigió a las personas que allí encontró para relatarles lo sucedido y que no podría entrar en clase. Dieron aviso a la madre, que se personó en el puesto principal de Las Rozas, cuyo equipo de Policía Judicial investiga el caso, y pusieron la denuncia a mediodía.

El muchacho explica que la furgoneta en cuestión es de color rojo y que la matrícula acaba en 8K. Esa es otra de las pistas que siguen los investigadores. También se está tomando testimonio a los vecinos de la zona exclusiva urbanización, y analizando si alguien recibió a algún mensajero.

La noticia causó sorpresa y miedo en la localidad. Por un lado, porque son habituales los bulos, más en esa área, sobre intentos de secuestro a menores en paradas de autobús o lugares poco transitados; pero el hecho de que se produjera en hora punta y en la misma puerta del colegio levantó más temores aún. Los hechos fueron corriendo como la pólvora esa misma mañana, a través de los grupos de WhatsApp de los padres de alumnos de ese y otros centros.