Fachada del edificio desde donde se precipitó la menor
Fachada del edificio desde donde se precipitó la menor

Ingresada grave una niña tras precipitarse desde una terraza en Carabanchel

La menor cayó al vacío por causas que se investigan y sufrió diversos traumatismos

MadridActualizado:

Una niña de entre ocho y doce años ingresó el viernes en el Hospital Infantil Universitario Niño Jesús en estado potencialmente grave tras precipitarse de una terraza de la calle del General Ricardos, 113, en Carabanchel. Los hechos tuvieron lugar minutos antes de las 17 horas por causas que aún se investigan. Varios trabajadores de la zona y transeúntes presenciaron la caída y corrieron rápidamente a socorrerla. La menor estaba consciente, si bien padecía diversos traumatismos fruto del fuerte golpe. Los sanitarios de Samur-Protección Civil desplazados atendieron a la víctima en la vía pública y la trasladaron hasta el centro médico, donde continúa hospitalizada.

La Policía trata ahora de dilucidar los motivos por los que la menor cayó desde una altura de al menos cuatro pisos. Según testigos presenciales, la niña se encontraba en el voladizo de la quinta planta, extremo que no está confirmado. El revuelo en una de las principales arterias del distrito fue más que notorio. «Me asomé a la ventana y vi varias ambulancias bajando desde Oporto», explica a este periódico una vecina, que salió a la calle para enterarse de lo acontecido: «Lo primero que pensamos es que podía haber sido una pelea, ya que estaba también la Policía». Pero nada más lejos de la realidad. «Según me contaron, la niña se había roto la cadera», remarcaba otra residente, con el susto todavía en el cuerpo.

En los últimos años, son varios los menores que han sufrido heridas de diversa consideración e, incluso, perdido la vida, en circunstancias parecidas. En noviembre del año pasado, un adolescente de 13 años sufrió un traumatismo craneoencefálico severo y fracturas en ambas piernas al precipitarse de forma accidental desde un tercer piso, en el municipio de Aldea del Fresno. El mes de febrero de 2017 fue especialmente crítico al sucederse dos casos en apenas siete días. Un menor de 15 años murió en el hospital a causa de las gravísimas lesiones padecidas al caer al vacío desde una altura de 20 metros a un túnel de evacuación de la M-30. Y solo una semana después, otro joven de la misma edad era evacuado en estado crítico después de desplomarse desde un noveno piso de un edificio en obras situado en la calle de Atocha.

Apuñalado en Alcorcón

Horas después de la caída de la niña, ya de madrugada, un joven de 21 años resultó herido grave tras recibir una puñalada en el cuello durante una reyerta en Alcorcón. El lance sucedió a la altura del número 4 de la avenida de la Libertad cuando dos individuos de 20 años, uno de nacionalidad marroquí y otro dominicana, atacaron a la víctima con un arma blanca y se dieron a la fuga. A su llegada, los efectivos del Summa 112 comprobaron que el afectado estaba tirado en el suelo mientras otra persona le taponaba la hemorragia.

Los agentes de la Policía Nacional llevaron a cabo una investigación a contrarreloj para detener a los autores. Para ello, tomaron declaración a algunos testigos, que señalaron a los agresores como posibles integrantes del grupo violento «Forty Two», prácticamente erradicado en la localidad. Además de las dos detenciones, la Policía Local confirmó ayer una tercera, relacionada también con los hechos.