Un conductor del Metro de Madrid con mascarilla
Un conductor del Metro de Madrid con mascarilla - EFE

Huelga de Metro ante el primer juicio por el amianto del suburbano

hoy se celebra el primer juicio por uno de los trabajadores de Metro fallecido por manipular durante muchos años el material tóxico

MadridActualizado:

La plantilla de Metro de Madrid está llamada a secundar hoy paros de cuatro horas por turno, en una protesta que coincide con el primer juicio contra el suburbano por el fallecimiento de un trabajador que manipuló durante años piezas con amianto. Los paros están convocados por Comisiones Obreras, UGT, Solidaridad Obrera y Sindicato de Técnicos y apoyados por el Sindicato Libre y el Sindicato de Maquinistas. Organizados en cuatro horas por turno, se celebrarán entre las 9.00 y las 22.30 en toda la red. Para garantizar el funcionamiento de este transporte, la Comunidad de Madrid ha fijado servicios mínimos del 54%, por lo que solo circularán algo más de la mitad de trenes que un lunes habitual.

Precisamente, hoy se celebra el primer juicio por uno de los trabajadores de Metro fallecido por manipular durante muchos años amianto, Julián M.R, el primero a quien se le reconoció enfermedad profesional por exposición a este material. Por ello, los sindicatos también han llamado a secundar una concentración entre las 11 y las 15 horas a las puertas de los Juzgados de lo Social, ubicados en la Plaza de los Cubos.

Este juicio abordará la solicitud de indemnización de casi 400.000 euros presentada contra Metro de Madrid por los familiares de Julián M.R., de 60 años y el primer trabajador de la compañía al que se le reconoció asbestosis, una enfermedad pulmonar causada por la inhalación de polvo de asbesto. El trabajador presentó en el mes de junio de 2018 la demanda contra la compañía. Tras su fallecimiento el 4 de octubre del año pasado, han continuado con la tramitación su viuda y su hija.

Este domingo, la viuda de este trabajador, María Eugenia Martín ha asegurado en declaraciones a Efe que la compañía les ha «maltratado», les ha «ninguneado» y les ha «abandonado», mientras que afronta el juicio con «esperanza en la justicia». Hasta el momento, son cuatro los casos de trabajadores de Metro con enfermedad profesional como consecuencia de su exposición a fibras procedentes del amianto, de los cuales dos fallecieron el año pasado (uno de ellos Julián y otro el pasado 24 de mayo).