La guitarra que le fue prestada al hijo del concejal de Ganar Alcorcón en la escuela Manuel de Falla
La guitarra que le fue prestada al hijo del concejal de Ganar Alcorcón en la escuela Manuel de Falla - ABC
MADRID

El hijo del edil de Ganar Alcorcón dice que no incumplió el préstamo de la Escuela Municipal

El alumno del Conservatorio Manuel de Falla declara que la Secretaría no le informó de ninguna contravención de las normas de prestación de la guitarra y que la escuela le concedió renovarla en 2013

MADRIDActualizado:

F. F. L., hijo del concejal de Ganar Alcorcón Enrique Ferres, ha comunicado que en ningún momento incumplió la normativa sobre el préstamo de la guitarra que la Escuela Municipal de Música Manuel de Falla le facilitó para las clases en 2008.

En este sentido, F. F. L. asegura que la Secretaría, «órgano principal de organización, control y supervisión» de este servicio de instrumentos en la escuela, no le comunicó que existiera ninguna contravención del préstamo. De lo contrario, explica, «lo lógico» es que se le hubiera informado durante el período de vigencia del mismo.

El alumno destaca que estuvo acudiendo a clases, ensayos y conciertos sin que nadie le hiciera el menor comentario o requerimiento de la cesión de la guitarra. De este modo, también señala que, en 2013, comunicó su intención de renovar el préstamo para continuar con sus clases en el Conservatorio y la Escuela lo aceptó «verbalmente».

En este sentido, el hijo de Ferres alega que en caso «de haber existido un error» en cuanto a la prestación del instrumento o las condiciones en que debía realizarse, este sería administrativo o de gestión, imputable a la Secretaría.

Todavía alumno de la escuela, F.F.L. acude a clases en las que se utiliza guitarra, sin embargo la devolvió en 2015, una vez finalizado el plazo de renovación de 2013 y sin considerar necesario su uso en dicho año.

Según ha indicado, en las instrucciones del préstamo de «se debía adjuntar factura de reparación por parte de un lutier», algo que no fue necesario porque el instrumento siempre estuvo «en perfecto estado» y que tampoco le requirió la Escuela Municipal.

Tras la renovación en 2008 del período de posesión de la guitarra, el alumno del Conservatorio aclara que la normativa de renovaciones cambió en 2011, año en el que volvió a prorrogar por dos años el préstamo. En 2013, «por motivos de necesidad y con la aceptación por parte de la escuela», F.F.L. obtuvo la cesión de la guitarra por dos años más.

Asimismo, el reglamento de 2011 prevé que estas cesiones se realizan por sorteo en el caso de que varios alumnos necesitasen el instrumento. Hecho que, según el hijo del concejal, no le fue comunicado.