Agentes de la Policía Nacional en un operativo
Agentes de la Policía Nacional en un operativo - Guillermo Navarro

Golpe a la mafia calabresa con la detención de dos importantes capos que estaban fugados

Los arrestados, Rosario Grasso y Giuseppe Di Marte, sobre los que pesaban varias órdenes de extradición, se escondían en Villanueva del Pardillo

S. L.
MADRIDActualizado:

La Policía Nacional ha detenido en Villanueva del Pardillo a dos importantes capos de la mafia calabresa italiano, que estaban buscados internacionalmente. Se trata, según fuentes policiales, de Rosario Grasso, de 37 años, que formaría parte de la rama mafiosa de Ndrangheta. El otro es Giuseppe Di Marte, de 31 años, del mismo clan «Grasso-Cacciola» de la Nadrangueta.

La operación, llamada «Finca», comenzó el robo de unos bolsos cometido por tres hombres el pasado 24 de febrero en una tienda de la marca Massimo Dutti, dentro del centro comercial El Zielo de Pozuelo de Alarcón. La Policía logró detenerlos y comprobó que tenían documentación falsa pero muy bien hecha.

Por ello, los agentes de Pozuelo comenzaron una investigación para conocer la identidad real de los arrestados. En dependencias policiales averiguaron que uno de los tres tiene nacionalidad uruguaya y le consta una orden de extradición internacional desde 2013 por tráfico de drogas a gran escala entre Sudamérica y Europa. Sobre esta persona la Audiencia Nacional decretó ingreso en prisión.

Durante los siguientes días, el Grupo de Fugitivos de la Udyco Central intenta identificar, a través de la cooperación internacional, a las otras dos personas. El martes, gracias a unas huellas dactilares recibidas desde Italia, los agentes comprobaron que a los otros les constaban órdenes de extradición desde Italia por tráfico de drogas y blanqueo de capitales.

Poco después, la Policía Nacional les localizó en una casa de Villanueva del Pardillo y ayer mismo culminó la operación con la detención de esas dos personas relacionadas con la mafia calabresa.