Un músico callejero en la plaza de Ópera
Un músico callejero en la plaza de Ópera - ISABEL PERMUY

Carmena restringe el espacio para los músicos callejeros a 83 calles y tumba el examen de Botella

Acota a cuatro horas diarias las actuaciones en plazas turísticas residenciales y a diez horas en las calles comerciales más turísticas

MadridActualizado:

El Ayuntamiento de Madrid que dirige Manuela Carmena da el pistoletazo de salida este jueves al nuevo decreto que va a regular las actuaciones de músicos callejeros. La nueva norma resetea el plan de Ana Botella diseñado en 2013, que permitía la intervención musical en cualquier zona mediante una autorización previa obtenida a través de un examen. Ahora, los permisos serán ilimitados y se velará por la calidad de los músicos a su suerte. Según el delegado de Economía y Hacienda, Jorge García Castaño, en su calidad de concejal de Centro ha indicado que las pruebas que estableció el PP no incrementaron la mejora de la actividad, sino que supusieron la huida de los mejores músicos a otras ciudades, aumentando la mendicidad a golpe de instrumentos.

La nueva regulación que se pone en marcha, consensuada entre asociaciones vecinales y el colectivo de músicos tras un año de reuniones, contempla las características especiales del distrito Centro, declarado Zona de Protección Acústica Especial (ZPAE) en 2011. «Ahora se hace una diferenciación entre los ejes viarios con un perfil comercial en los que las molestias a los vecinos se minimicen para proteger su descanso y su calidad de vida, y en limitar las horas en las que se podrá actuar», ha dicho el concejal.

Del mismo modo recoge expresamente que cualquier actividad musical que se realice fuera del marco establecido en la propia regulación será susceptible de ser denunciada por la Policía Municipal y, por lo tanto, sancionada con los 750 euros que se establecen en la ordenanza de protección contra la contaminación acústica y térmica.

Tres tipos de autorización

Tal y como establece el nuevo decreto, sólo se podrán autorizar actuaciones musicales en tres conjuntos de ubicaciones y en horarios determinados respetando en todo caso los límites sonoros establecidos en la ZPAE:

-Áreas delimitadas como de uso terciario. l horario será de 10 a 15 horas y de 17 a 22 horas, ampliándose hasta las 23 horas del 15 de junio al 15 de septiembre.

-Áreas calificadas de uso residencial, donde no se podrá utilizar ni percusión ni amplificación y sólo se permitirá el formato acústico. El horario se reduce los miércoles, jueves, viernes y domingos, de 12 a 14 horas y de 18 a 20 horas, y en verano de 12 a 14 horas y de 19 a 21 horas. Los sábados será de 10 a 15 horas y de 17 a 22 horas, ampliándose en verano hasta las 23 horas.

-Áreas del Rastro, autorizadas en el horario del mercado y en sus límites, con las condiciones medioambientales de las áreas de uso terciario y el consenso de comerciantes y vendedores ambulantes del entorno.

Distancias mínimas

El tiempo máximo que un músico podrá permanecer en una ubicación concreta es de 1 hora para las áreas de uso residencial y de 2 horas en el resto.

En todos los espacios autorizados la distancia mínima entre intérpretes deberá ser de 75 metros, y de 3 metros con respecto a los accesos a viviendas, locales y salidas de emergencias. Tampoco se podrá actuar en las ubicaciones que no permitan dejar un espacio mínimo de 3 metros para el tránsito de personas y la distancia con las terrazas no podrá ser inferior a 6 metros.

En los casos de residencias de mayores, centros sanitarios con hospitalización o con servicios de urgencias, o centros docentes con horarios que coincidan con el de la actuación pretendida, se deberá respetar una distancia superior a 150 metros.