Ahora Madrid, en contra de un plan para mejorar la actuación en asentamientos ilegales

PP, PSOE y C's pactan en Pleno una serie de acciones para erradicar los campamentos urbanos y dignificar la situación de sus integrantes

MADRIDActualizado:

El Ayuntamiento de Madrid ha celebrado este miércoles un Pleno extraordinario monográfico, a petición del grupo municipal popular, para abordar la problemática de los asentamientos ilegales en la ciudad de Madrid. Tras una hora y cuarto de debate, se ha aprobado una enmienda transaccional pactada entre PP (21 concejales), PSOE (9) y C's (7) para mejorar las actuaciones de la Administración local con las personas que viven en la calle en agrupaciones, en su mayoría rumanos de etnia gitana. El objetivo, reducir su número y aportar mayor calidad de vida a esta gente necesitada y a los vecinos donde se instalan estos campamentos urbanos y que tantos problemas de insalubridad generan.

El partido del gobierno, Ahora Madrid, no se ha sumado a esta iniciativa porque, según ha explicado la concejal de Derechos Sociales, Equidad y Empleo, Marta Higueras, ya se abordan estas cuestiones y supondría una «duplicidad» de funciones.

Integración

De los cinco puntos que recoge la enmienda, cuatro son los aportados por el PSOE en su propuesta y el último, por Ciudadanos, que habla de incorporar a personas de habla rumana para intermediar con los integrantes de estos poblados -algo que ya ofrece actualmente Samur Social con mediadores rumanos-.

A partir de ahora, el Ayuntamiento constituirá una mesa de trabajo donde se definirá una estrategia integral para la prevención y atención social de estas personas, donde se garantice el acceso a los servicios de salud, educación, que incluya un programa de integración social con formación para el empleo y un plan de realojo. En dos meses, Samur Social actualizará su mapa social.

Madrid tiene contabilizadas, como ha aportado Higueras en datos, a 1.226 personas asentadas ilegalmente, lo que representa, según ha explicado la delegada, el 0,03% de la población madrileña. De esta cifra, 777 son ciudadanos rumanos de etnia gitana; 486 personas de esta clasificación viven en agrupamientos, mientras que 291 lo hacen en asentamientos estables.

Arganzuela, a la cabeza de campamentos

Arganzuela es el distrito con más asentamientos ilegales. En total da cobijo a 12 agrupamientos que suman un total de 153 personas, de las cuales 104 son hombres y 49, mujeres. El grupo más numeroso de la capital lo forman 50 personas, también en Arganzuela, mientras que los más pequeños están repartidos por la ciudad. Según datos de Samur Social, existen tres asentamientos con tres personas y doce, con cuatro.

Ha puesto de manifiesto la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento, Begoña Villacís, que la situación «se ha agudizado», basándose en denuncias vecinales, una visión que ha compartido la representante socialista, Purificación Causapié.

El portavoz adjunto del PP, Íñigo Henríquez de Luna, ha reprochado que Ahora Madrid prometiera cuando llegó a Cibeles convertir Madrid «en la ciudad de los cuidados y los abrazos, pero a estas personas ni las cuidan ni las abrazan». Ha agradecido los datos ofrecidos, pero ha subrayado que no reconocen el problema y que no se ha expuesto por parte del equipo de gobierno ninguna propuesta de actuación: «Ustedes los cuentan, los vigilan, pero no hacen nada». «En ningún momento hemos negado el hecho. Lo que piden ya se hace», ha contestado molesta la delegada de Derechos Sociales.