Fachada principal del Santiago Bernabéu, con las dos torres que serán demolidas y reubicadas
Fachada principal del Santiago Bernabéu, con las dos torres que serán demolidas y reubicadas - ÓISCAR DEL POZO

El Real Madrid adjudica a FCC la remodelación del Santiago Bernabéu

La constructora controlada por Carlos Slim se ha impuesto en el concurso, valorado en 475 millones de euros, a Ferrovial, Acciona y San José

MadridActualizado:

El Real Madrid ha anunciado este martes que ha adjudicado a FCC, constructora controlada por Carlos Slim, la remodelación del estadio Santiago Bernabéu. El proyecto tendrá un coste de 475 millones de euros y se demorará aproximadamente cuatro años, según han informado fuentes cercanas a la operación.

El concurso, iniciado el pasado mes de octubre, había despertado un gran interés en el sector de la construcción. De hecho, en la puja también han participado compañías como Ferrovial, San José y Acciona. Finalmente, el club blanco se ha decantado por la constructora presidida por Esther Alcocer Koplowitz por poner sobre la mesa la oferta «más económica, con el menor plazo de ejecución, y con un sistema constructivo que permite minimizar las molestias a la operatividad del estadio y del entorno», según ha informado el Real Madrid en un comunicado.

El club ha destacado además el «gran nivel técnico» y las «condiciones económicas competitivas» presentadas por todas las compañías interesadas. De igual forma, ha recordado que la remodelación del estadio se compatibilizará con la celebración de los partidos del calendario deportivo y con el mantenimiento de las actividades habituales del estadio, como el Tour Bernabéu, la tienda oficial o los restaurantes.

FCC cuenta con una amplia experiencia en la remodelación de instalaciones deportivas. La compañía ya se encargó del Allianz Arena de Múnich, así como de distintos estadios para la Eurocopa de fútbol que se celebró en Polonia y Ucrania, como el Estadio de Poznan, el Estadio Nacional de Varsovia o el estadio de Gdansk.

La remodelación del Bernabéu se había convertido en el principal objetivo de las constructoras de este país. Y es que tras el cambio de Gobierno producido el pasado mes de junio se tumbaron proyectos sumamente atractivos para el sector, como el Plan de Inversión Extraordinaria en Carreteras (PIC), valorado en más de 2.000 millones de euros.