El alcalde saliente de Coristanco, Amancio Lavandeira, y la edil de Terra Galega, ambos de Terra Galega
El alcalde saliente de Coristanco, Amancio Lavandeira, y la edil de Terra Galega, ambos de Terra Galega - EFE/CABALAR

Moción de censura en Coristanco El PSdeG estudia acciones legales para anular el relevo en la alcaldía

Como adelantó ABC, el partido sopesa recurrir la llegada al poder de su exedil Abraham Gerpe

SantiagoActualizado:

El modo en que se gestó la moción de censura en Coristanco sigue despertando «dudas» en las altas instancias del socialismo gallego. La dirección provincial del partido en La Coruña emitió ayer un comunicado en el que reflejan su predisposición a presentar un recurso contra la llegada de su exconcejal Abraham Gerpe, a la alcaldía del municipio. Tal y como adelantó ABC, los servicios jurídicos de la formación estudian interponer medidas legales para dejar sin validez la decisión adoptada en pleno. El PSdeG expone varios motivos en su texto para poner en tela de juicio una operación política que se saldó con el relevo de Amancio Lavandeira, el anterior regidor de Terra Galega, gracias a los votos favorables del PP.

Para comenzar, la organización defiende que la expulsión de Gerpe al grupo de los no adscritos se comunicó al ayuntamiento «en tiempo y forma», a pesar de que la mesa de edad del consistorio denegó la validez de un escrito avalado tanto por la cúpula del partido a nivel provincial como por la gestora gallega de Pilar Cancela. «Cuenta con todas las garantías legales», destacan.

En segundo lugar, el PSdeG siembra igualmente la incógnita sobre la capacidad de la secretaría municipal para delegar en el órgano local un asunto de estas características. Se trata, alega, de «una decisión jurídica» sobre la que tienen que pronunciarse otros estamentos.

Al margen de los detalles técnicos, la confrontación entre partidos no se ha hecho esperar. Los socialistas gallegos creen que la censura podría haberse evitado con un solo golpe de timón del PP. La cúpula provincial cargó ayer contra la «hipocresía» de los populares por no haber tomado ninguna medida efectiva para frenar el acceso de Gerpe —al que consideran un tránsfuga— al bastón de mando. Hubiese bastado, afirman, con que el PP apartara del partido a los seis ediles que participaron con su voto favorable en la maniobra. «Pese a desautorizar públicamente esta moción, no hizo nada por evitarla», exponen en el comunicado. «Deberían haber expulsado del partido a los ediles antes del pleno, como hizo el Partido Socialista, evitando así una situación como la sucedida».

Al Parlamento

En vísperas de que comience el curso político y la actividad institucional ordinaria, el terremoto de Coristanco sirve como palanca para ir pautando la agenda. El portavoz parlamentario del PSdeG y candidato a la secretaría xeral, Xoaquín Fernández Leiceaga, avanzó ayer que presentaría en la Cámara autonómica una proposición no de ley para demandar una respuesta del Gobierno y anular el acuerdo del pleno. Prometió, además, que casos como el la localidad coruñesa serán abortados si resulta elegido líder de la organización.

Del mismo modo, En Marea presentará otra iniciativa para denunciar una «violación manifiesta» del pacto antitransfuguismo. Subraya que el cambio en el gobierno «no debe un durar un día más de los necesarios para restablecer la legalidad».