Mar, madre de Mara, la adolescente a la que le fue retirado su derecho al voto
Mar, madre de Mara, la adolescente a la que le fue retirado su derecho al voto - MIGUEL MUÑIZ

Mara, la adolescente gallega que lideró la batalla judicial

Una sentencia de un juzgado de Santiago le retiró a esta joven compostelana con discapacidad intelectual su derecho a voto en 2014

SantiagoActualizado:

Desde hace cuatro años, la familia de Mara G. C. sigue con una mezcla de emoción y esperanza cualquier novedad o avance encaminado a eliminar las trabas que la Ley electoral contempla para que las personas discapacitadas puedan ejercer su derecho al voto. El entorno de esta adolescente santiaguesa se convirtió en 2014 en la cara visible de la batalla judicial para lograr que este colectivo pueda emitir sufragio con normalidad. Su periplo comenzó después de que Mara alcanzase ese año la mayoría de edad; votó con normalidad en varios procesos electorales hasta que una sentencia de un juzgado de Santiago le impidió la posibilidad de repetir experiencia cuando estaba a punto de cumplir 20 años. El fallo se basó en una prueba de conocimiento a la que la adolescente tuvo que someterse cuando los padres solicitaron la prolongación de su tutela.

«Fue examinada por una forense que le hizo una serie de preguntas sobre cuestiones políticas. Determinaron que no era apta para votar porque tuvo dos fallos», explicaba en conversación con ABC Mar, la madre de Mara. En concreto, la adolescente fue sometida a una batería de preguntas que incluía cuestiones como «quién es el presidente del Gobierno» o «cuál es el nombre del presidente gallego»; ella falló a la hora de determinar «cada cuánto tiempo se celebran las elecciones europeas» y «quién manda más, el presidente del Gobierno o el Rey».

A partir de ahí, su familia formuló un rosario de recursos en instancias superiores —Audiencia provincial, Tribunal Supremo y Tribunal Constitucional— que siempre resultaron desfavorables. Actualmente, el caso está a la espera de que se pronuncie el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo. «Claro que estamos esperanzados. Llevamos luchando por esto desde hace años», apuntaba la madre de Mara el día en el que el Congreso de los Diputados aceptaba por unanimidad abordar la reforma de la Loreg para eliminar esta restricción. Mar recuerda como para su hija, la primera vez que pudo ejercer su derecho al voto fue para ella algo similar a una «fiesta». «Ella sola eligió a su candidato y buscó la papeleta en la mesa», rememoraba.