Calle de García Barbón, en el centro de Vigo
Calle de García Barbón, en el centro de Vigo
Tribunales

Intenta matar a su mujer con un mazo de cantero en un céntrico hotel de Vigo

La Fiscalía pide para el acusado doce años de prisión por un delito de asesinato en grado de tentativa y indemnizaciones por 15.000 euros por los daños físicos y psíquicos que arrastra la víctima

SantiagoActualizado:

Viajaron a Vigo desde el domicilio familiar en Portugal y el matrimonio se hospedó en un cuatro estrellas de la céntrica calle García Barbón. A la mañana siguiente, hacia las 8.20 horas, mientras la mujer se encontraba en el cuarto de baño, el acusado entró a la estancia portando un mazo de cantero y, «por sorpresa», con «el ánimo de acabar con la vida» de su esposa, por la espalda y aprovechando que ella estaba semiagachada aplicándose una crema corporal tras la ducha, «le propinó un fuerte golpe con la herramienta en un zona muy concreta de su cuerpo de importancia vital, la nuca, para, inmediatamente, insistir y volver a golpearla en la cabeza con el mazo reiteradas veces». Con ella ya en el suelo, prosigue el relato presentado por la Fiscalía en su escrito de calificación, «el acusado persistió en su intención de acabar con su vida y, después de colocarse encima de ella, la agarró con fuerza por el cuello con las dos manos y batió su cabeza contra el suelo y apretó». El juicio tendrá lugar el jueves en la Audiencia Provincial de Pontevedra y el Ministerio Público solicita para el acusado doce años de prisión por un delito de asesinato en grado de tentativa con el agravante de parentesco.

Además de las penas de prisión e inhabilitación, se solicita un pena de alejamiento de su víctima por diez años más de la privación de la libertad con control telemático siempre que el presunto agresor no se encuentre recluido, e indemnizaciones por los daños físicos y psíquicos causados a la mujer: 5.000 euros por las lesiones físicas y sus secuelas, entre las que se encuentran múltiples cicatrices, y 10.000 euros por los daños psíquicos y el estrés postraumático ocasionado. También debe responder a la reclamación del Servizo Galego de Saúde por los gastos en atenciones sanitarias, valorados en 779,30 euros.