Un mendigo pide limosna en la calle
Un mendigo pide limosna en la calle - J. MINGUEZA

Un hogar para sin techo genera suspicacias en La Coruña

Los responsables del Hogar Sor Eusebia se reunirán hoy con los vecinos de Eirís para resolver sus dudas sobre el proyecto

VigoActualizado:

La creación del hogar de acogida para sin techo proyectado por el Hogar Sor Eusebia no acaba de encajarle a los vecinos de la zona de Eirís, en la que se encuentran los terrenos que el concello coruñés ha puesto a disposición del centro de labor social. «Para llevar a cabo labores de integración es imprescindible que el proyecto se realice en medio urbano y la parcela que nos ofreció el ayuntamiento cumple con todos los requisitos. Ahora tendremos que hacer una labor de información completa y de sensibilización de la comunidad», explicó a ABC el director del proyecto Micasita, Diego Utrera.

El director de la iniciativa social señaló que esta misma tarde tendrá lugar una reunión con los vecinos de Eirís en el centro cívico que contará con la mediación del Concello coruñés. «El ayuntamiento tratará de ver si se trata de sentimientos espontáneos o si están justificados y nosotros responderemos a cualquier duda que genere el proyecto a los vecinos», apuntó.

Además, Utrera señaló que el suelo reservado para este programa no es residencial, sino que es suelo para levantar equipamiento social. Micasita contará con una serie de pequeñas unidades habitacionales con los elementos mínimos indispensables para vivir, además de asesoramiento a través de trabajadores sociales para la inserción social de los usuarios, que es gente que vive en la calle. «Tratamos de potenciar el sentimiento de dignidad», destacó.

El alcalde de La Coruña, Xulio Ferreiro, abogó ayer por el consenso para la ubicación del proyecto en unas jornadas sobre las soluciones para personas sin techo. En ellas, junto a la concejala de Xustiza Social, Silvia Cameán, el regidor destacó la acreditada labor de esta asociación y apuntó que el proyecto que presentaron al Consistorio busca «ser algo más que un recurso de carácter únicamente asistencial». El alcalde insistió en el apoyo del ejecutivo municipal a este proyecto, pero ligado a una serie de condicionantes como incrementar su carácter social y a que el mismo contase con el beneplácito de los vecinos de la zona.