Reunión entre el vicepresidente de la Xunta y el embajador de España ante la UE, hoy en Bruselas
Reunión entre el vicepresidente de la Xunta y el embajador de España ante la UE, hoy en Bruselas - ABC
ACUERDO DEL BREXIT

La flota gallega podrá faenar en aguas británicas previsiblemente hasta 2022

El periodo de transición hasta 2020 podrá prolongarse otros dos años, después habrá que negociar un nuevo marco. Rueda muestra su preocupación ante un posible descenso de los fondos europeos que lleguen a la Comunidad

SantiagoActualizado:

La presencia de los 66 barcos gallegos que faenan en el caladero británico del Gran Sol tiene un importante impacto en la economía de la Comunidad. Un estudio de la Universidade de Santiago ha estimado que Galicia perdería unos 533 millones de euros anuales si el Reino Unido les prohibe pescar en sus aguas una vez que abandone la Unión Europea. Pero el acuerdo del Brexit despeja este escenario por el momento. Los barcos gallegos, que representan el 70% de todos los españoles en la zona, podrán seguir capturando merluza mientras dura el periodo transitorio del acuerdo, hasta el 2020. Lo más probable, incluso, es que no haya que negociar un nuevo acuerdo con Gran Bretaña incluso hasta dos años después.

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, viajó hoy a Bruselas para conocer como afecta el acuerdo del Brexit rubricado el pasado fin semana a Galicia. El principal acto de su agenda fue una reunión con el embajador de España ante la UE, Pablo García-Berdoy. Fue en este marco en el que el embajador le transmitió a Rueda que por el momento la flota gallega no se verá afectada por el Brexit.

Según informa Europa Press, Rueda señaló que con el encuentro, la Xunta busca tener «información de primera mano» sobre las negociaciones, en especial sobre lo que más interesa a Galicia, como es el impacto que puede tener en la flota pesquera el acuerdo del Brexit. El vicepresidente valoró que «las cosas van por el buen camino» y que ya está «encima de la mesa» que para que puedan entrar productos pesqueros británicos al mercado comunitario se debe permitir el acceso de flota como la gallega a sus caladeros. Se prevé que pueda seguir pescando hasta 2022, «un poco más de tiempo de lo que estaba previsto inicialmente», con el periodo de transición, dijo Rueda. El vicepresidente de la Xunta mostró su «tranquilidad» y «optimismo» al preverse «un periodo más amplio». Aún así, Rueda advirtió que lo importante es que se firme un acuerdo de «forma definitiva» con posterioridad a esa fecha para que la flota gallega no se vea afectada. Rueda dejó claro que las negociaciones no serán sencillas ya que hay «muchos intereses en juego de muchos países». Además, recordó que al margen de la pesca, el Brexit también afectará a Galicia en el comercio de otros productos o en la libre circulación de personas.

Un informe presentado por el Consello Económico y Social (CES) el pasado mes de octubre subrayaba que además de la pesca, el sector textil, que exporta buena parte de su producción al Reino Unido, podría ser uno de los más afectados por el Brexit. Tras darse a conocer, la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) mostró su preocupación por el comercio exterior en general. El Reino Unido fue destino en 2017 del 6,55% de las exportaciones gallegas, según los datos del Instituto Galego de Estadística

Presupuestos europeos

Pero la salida del Reino Unido de la UE también hará tambalear los presupuestos europeos. Al dejar de aportar fondos, habrá menos dinero a repartir para ayudas que hasta ahora han beneficiado a Galicia, como la Política Agraria Común, (PAC) o los fondos europeos. El vicepresidente de la Xunta, también abordó este tema con el embajador español. En lo tocante al futuro marco financiero plurianual 2021-2027, Rueda aseguró que «ahora mismo las perspectivas no son tranquilizadoras» para Galicia. «Lo que nos transmitió el embajador es que tenemos mucho trabajo por hacer y que, desde luego, a día de hoy no está ni muchos menos garantizado que podamos mantener nuestros fondos», explicó.

Según detalló el vicepresidente, se estima una disminución del presupuesto para cooperación a partir de 2021, ya que la Comisión Europea propone un descenso generalizado de cofinanciación europea en la ejecución de fondos Feder y el Fondo Social Europeo. Sin embargo, la Xunta apuesta por «trabajar» y «buscar aliados» para evitar estos recortes, que «no se pueden producir en ningún caso». Llama a moverse «con más intensidad a partir de ahora». Alfonso Rueda recordó que en el año 2014 «había una posibilidad cierta de que Galicia bajase mucho en fondos», pero con «trabajo» se revirtió. «También el Gobierno español tiene que trabajar como se hizo en 2014», avisó. Para convencer a las autoridades europeas de que Galicia necesita seguir recibiendo dinero europeo, el vicepresidente entiende que existen argumentos como que la Comunidad «hace un buen uso de los fondos», así como que el problema demográfico «necesita una ayuda suplementaria» de partidas. También dejó claro que Galicia puede ser «doblemente perjudicada» por los métodos de cálculo como región en transición hacia las economías más desarrolladas de la UE.

Además del encuentro con el embajador, Alfonso Rueda inauguró en la Fundación Galicia Europa, el curso de especialización en financiación comunitaria TecEuropa.