El exedil del PSOE y nuevo alcalde (izq) estrecha la mano a miembros del grupo muncipal del PPdeG
El exedil del PSOE y nuevo alcalde (izq) estrecha la mano a miembros del grupo muncipal del PPdeG - EFE
MOCIÓN DE CENSURA CORISTANCO

El exedil del PSOE desafía al partido y logra la alcaldía con los votos del PP

La mesa de edad del pleno rechazó el escrito que declaraba tránsfuga al concejal y que impediría la maniobra

Terra Galega, partido que ostentaba el bastón de mando, tomará medidas legales para revertir el nombramiento

SantiagoActualizado:

El exedil del PSOE en Coristanco, Abraham Gerpe, logró ayer hacerse con la alcaldía del concello coruñés después de que, contra todo pronóstico, prosperase la moción de censura que él mismo había firmado como único concejal socialista en el municipio junto con otros seis representantes del PP. De nada sirvieron los intentos de la dirección del PSdeG por evitar la maniobra, primero desautorizándola desde la dirección provincial de la formación en La Coruña y luego —en vista de que Gerpe parecía decidido a seguir adelante— expulsando al edil díscolo del grupo municipal. La gestora que dirige Pilar Cancela dio por hecho que esta última decisión evitaría legalmente que el voto del concejal fuese válido en virtud del pacto antitransfuguismo, que impide que el apoyo de los no adscritos cuente en una votación de este tipo. No obstante, la mesa de edad constituida durante el pleno y presidida por el PP aceptó un escrito de Abraham Gerpe en el que alegaba que ni la agrupación provincial ni la gestora —cuyas direcciones firmaban el acuerdo de expulsión— eran competentes para apartarlo de la representación municipal, sino que se trataba de una determinación que tendría que recaer en la dirección del partido en Ferraz.

Una vez aceptado el documento presentado por el exedil socialista y tras el posterior debate, la moción salió adelante gracias al apoyo de Gerpe y los seis concejales populares, y pese a los seis votos en contra de la única representante del BNG y de los cinco de Terra Galega. Esta última formación, que hasta ayer ostentaba la alcaldía del municipio, ya anunció que emprenderá medidas legales para revertir la moción de censura; e invitó a los miembros de la mesa a reflexionar sobre sus actos, apuntando que podrían ser partícipes de un delito de prevaricación.

También el PSdeG estudiará la posibilidad de emprender acciones legales ante lo sucedido. Fuentes socialistas consultadas por ABC señalaron que los servicios jurídicos de la formación analizan la decisión de la secretaria local de derivar a la mesa de edad la potestad de admitir o no el escrito de Gerpe, ya que se trataría de una «decisión jurídica» que tendría que haber tomado la funcionaria. Además, insisten en que el escrito en el que se notificaba la expulsión del exedil del grupo municipal reúne todos los requisitos legales. Por su parte, la dirección del PP en la provincia de La Coruña anunció que le abrirá expediente disciplinario a los seis concejales de su partido que ayer respaldaron la moción de censura. A través de un comunicado, el vicesecretario general de Organización de los populares coruñeses, Evaristo Ben, denunció que los ediles no siguieron «las instrucciones del partido», ya que, aunque en un primer momento estuvieron dispuestos a apoyar la censura debido a las «circunstancias excepcionales de ingobernabilidad» en el ayuntamiento, tras la expulsión de Abraham Gerpe creen que «no existían las circunstancias legales» que justificasen mantener el apoyo a la maniobra.

Situación «insostenible»

Durante el debate plenario, el exedil del PSOE defendió la necesidad de convertirse en el nuevo alcalde del municipio para poner fin al «autoritarismo desquiciado» de la gestión del alcalde y calificó de «insostenible» la situación del concello. Gerpe volvió a apelar a la voluntad de la militancia socialista de Coristanco para justificar la censura en contra de la voluntad de los órganos del partido, al tiempo que exhibió una decena de fotos para mostrar las «deficiencias» de las instalaciones municipales. El concejal del PP Juan García y su portavoz municipal y exalcalde del municipio, Antonio Pensado, también afirmaron que es «justo para los vecinos» que se produzca un cambio de gobierno, ya que el consistorio se encuentra en la actualidad «sin perspectivas de futuro». Por su parte, el alcalde saliente de Terra Galega, Amancio Lavandeira, criticó la herencia recibida por los populares en el municipio y consideró a este partido como el «verdadero artífice» de la maniobra para retirarle el cargo. Al término de la sesión, y ya convertido en nuevo alcalde del ayuntamiento, Gerpe hizo un llamamiento a «todos y cada uno» de los concejales de la corporación para que participen en su nuevo gobierno, cuya validez tendrá que dirimir ahora la justicia.