Protesta contra el maltrato animal
Protesta contra el maltrato animal - ABC
Maltrato animal

El Defensor del Pueblo investiga la muerte a golpes de cuatro yeguas de una especie protegida

Insta a la Xunta a aclarar el régimen jurídico en el que se ampara la protección de la especie en peligro de extinción a la que pertenecen los animales muertos

SantiagoActualizado:

El Defensor del Pueblo investiga el nuevo episodio de maltrato animal que ha conmocionado al municipio pontevedrés de Oia. Cuatro yeguas de una especie protegida aparecieron muertas en un canal empleado para vacunar y desparasitar al ganado en la Serra da Groba con signos de haber sido apaleadas hasta morir. Los animales, que eran propiedad de cuatro dueños distintos, pertenecen a la especie conocida como garranos, una especie milenaria de caballos salvajes en vías de desaparición y que anualmente protagoniza el tradicional evento de la Rapa das Bestas.

En concreto, la institución ha solicitado a la Xunta que informe sobre las circunstancias en las que se produjo el maltrato a estos animales. El Defensor también quiere conocer el régimen jurídico en el que se ampara la protección de esta especie milenaria en peligro de extinción, «ya que no parece haber una posición unánime sobre si se trata de animales silvestres o si son animales de aprovechamiento ganadero».

Según señala la Institución en el escrito remitido a la Xunta, si su carácter es el de animal silvestre, estarían sometidos a la Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, mientras que si son animales de aprovechamiento ganadero, su régimen jurídico sería el Real Decreto 804/2011, por el que se regula la ordenación zootécnica, sanitaria y de bienestar animal de las explotaciones equinas y se establece el plan sanitario equino y que es propio de otras especies equinas utilizadas comúnmente.

Actualmente el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil mantiene abierta una investigación para tratar de identificar a los autores de esta acción violenta. También el servicio de Sanidad Animal de la Xunta se encuentra analizando el caso.

Denuncias por maltrato

El Defensor del Pueblo explicó que recibe todos los años numerosas quejas relacionadas con el bienestar animal. La preocupación ciudadana por el bienestar y cuidado de los animales, tanto domésticos como silvestres, es cada vez mayor, y así lo demuestran las quejas que presentan a esta institución las asociaciones ecologistas, que denuncian ante el Defensor del Pueblo diversos daños a la biodiversidad existente.

Ejemplos de ello son las actuaciones de la institución relativas al régimen jurídico de las especies exóticas invasoras, o al uso del diclofenaco como compuesto veterinario en ganadería. Otras actuaciones destacadas, apuntaron, tienen que ver con el hecho de que asociaciones ecologistas sigan sin ser reconocidas como interesadas por la Administración en procedimientos sancionadores, lo que les impide participar plenamente en el procedimiento.