Funcionarios durante los paros en la justicia
Funcionarios durante los paros en la justicia - EFE

El comité de huelga afronta el diálogo con la Xunta sin vetos a sus portavoces

La secretaria xeral de Vicepresidencia se incorporará este viernes a la mesa de negociación por los paros

SantiagoActualizado:

No importa quién represente a la Xunta en las conversaciones con los sindicatos: si la administración se aproxima sustancialmente a las exigencias de los funcionarios de Justicia, el conflicto que lleva paralizando un mes los juzgados encarrilará su final. Se acabaron los vetos y las cambios de cromos, admiten algunos portavoces del comité de huelga. Ahora solo importa la oferta que el Gobierno gallego pondrá encima de la mesa el próximo viernes para tratar de descoser el conflicto.

«No vamos a estigmatizar ni vetar a nadie», previene el dirigente sectorial del CSIF, José Antonio Sotelo. Tampoco al director xeral de Función Pública, José María Barreiro, señalado directamente como el culpable de romper las últimas negociaciones. «Si viene Barreiro con una oferta como la que están haciendo con la Policía o la Guardia Civil, hacemos palmas con las orejas», resume explícito Sotelo. «Si está allí presente hablaríamos igual», apostilla el portavoz del comité, Manuel Tejada. Lo cierto es que en esas conversaciones todo parece indicar que no participará el vicepresidente y máximo responsable de Xustiza del Ejecutivo autonómico, Alfonso Rueda. La semana pasada, Rueda se ofreció a liderar las negociaciones a cambio de declarar la huelga en suspenso; pero un nuevo rechazo de los representantes sindicales zanjó en abrupto esa posibilidad.

Aún así, las fuentes consultadas del departamento de Vicepresidencia aseguran que en la mesa se sentará una persona más, después de que el comité exigiera la presencia de una tercera voz a sumar a las de Barreiro —que seguirá en las negociaciones— y el director xeral de Xustiza, Juan José Martín Álvarez. Con toda probabilidad, la persona elegida será Beatriz Cuíña, la secretaria xeral técnica de la consellería.

Prudencia

Finalmente, la reunión se producirá este viernes. Los portavoces de los funcionarios lo decidieron así, después de que la Xunta les ofreciera convocar el encuentro para el 8 de marzo, coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la Mujer y la llamada a secundar la huelga feminista. Ese día, sin embargo, quedó automáticamente descartado para «no coincidir» con los paros y no «quitar el protagonismo» a la mujeres que abandonarán sus puestos de trabajo para reivindicar la igualdad.

Las expectativas de una nueva intentona de acercamiento con la Xunta tampoco son especialmente efusivas por el lado sindical. Tejada, que también es dirigente de la USO, reconoció que se encuentran «a la espera» de que la oferta que prepara el Gobierno abone el terreno «para poder negociar». «¿Hablar de todo? Nos parece perfecto, lo acogemos con buen agrado y con prudencia, pero a ver si las palabras se convierten en hechos», sentencia.

En la misma dirección, Sotelo admite que «siempre es bien recibida» la invitación a retomar el diálogo, aunque ataca a Rueda por «poner como excusa» una condición, la de suspender la huelga que califican a todas luces de «inaceptable». «Los compañeros no nos lo perdonarían», recalca.