Estado en el que quedó el Mercedes siniestrado
Estado en el que quedó el Mercedes siniestrado - CEDIDA GC
TRÁFICO

Alerta por la presencia de dos kamikazes en menos de 24 horas en la misma autovía gallega

Uno de los conductores temerarios chocó de frente contra una familia y falleció en el acto. El otro fue interceptado

SantiagoActualizado:

Este fin de semana las carreteras gallegos vivieron una jornada trágica, con la presencia de dos conductores kamikazes en menos de 24 horas en la misma autovía. La primera alerta saltó en la noche del sábado cuando varios usuarios de la A6, que enlaza La Coruña con Madrid, detectaron un turismo que viajaba en sentido contrario a su paso por Oza-Cesuras. No hubo tiempo para que la Guardia Civil tratase de interceptarlo, porque a los cuatro kilómetros de acceder a la vía en sentido contrario, el hombre, a los mandos de un Mercedes, impactó de frente contra una familia que viajaba en la dirección correcta y que no pudo evitar el violento choque. En este segundo vehículo se trasladaba un matrimonio con dos mellizos de cuatro años. El padre y los niños resultaron heridos de gravedad al salir su coche volando y quedar bloqueado en la mediana. El kamikaze, por su parte, falleció en el acto. No llevaba puesto el cinturón.

Fuentes de Tráfico informaron de que el conductor, de 66 años, entró en sentido contrario en la A6 huyendo de un accidente previo que había provocado en el aparcamiento de una vinoteca en la que había pasado parte de la noche. El dueño del turismo que dañó llamó a la Guardia Civil para advertir de la situación, lo que movilizó a varias patrullas que no tuvieron tiempo material para evitar el trágico suceso. Según fuentes próximas a los hechos, los pequeños viajaban en las sillas homologadas y los padres llevababan los cinturones de seguridad puestos.

Vehículo que circulaba en sentido contrario en la noche del sábado
Vehículo que circulaba en sentido contrario en la noche del sábado - CEDIDA GC

30 kilómetros en sentido contrario

Solo unas horas después de que este grave accidente trascendiese, otro conductor kamikaze provocó un nuevo accidente en la misma autovía. En este caso, el siniestro tuvo lugar en la provincia de Lugo, a la altura de Becerreá. El hombre llegó a circular hasta 30 kilómetros en sentido contrario. Durante esta peligrosa travesía impactó con una conductora en cuyo coche provocó rozaduras, pero no se detuvo y siguió adelante. La afectada tuvo que ser atendida por una crisis de ansiedad, mientras que una patrulla de Tráfico persiguió al piloto hasta su detención tras recibir numerosas alertas de otros usuarios de la vía que se cruzaron en su camino y, milagrosamente, pudieron esquivarlo.

Atendiendo a los datos de la DGT, cada mes se detectan en Galicia hasta una docena de conducciones en sentido contrario. Muchas de ellas están vinculadas con conductores mayores que se despistan y se convierten en «kamikazes» casi sin saberlo. En otros casos, como los sucesos de este fin de semana, se trata de conducciones voluntarias y temerarias que suponen un peligro