Imagen de la vista oral, ayer en la sección primera de la Audiencia Provincial de La Coruña.
Imagen de la vista oral, ayer en la sección primera de la Audiencia Provincial de La Coruña. - EFE

El acusado de matar a una camarera alega que mezcló alcohol y pastillas

La Fiscalía pide 15 años por homicidio y la familia de Marta Sequeiro reclama 25

La CoruñaActualizado:

La mezcla de alcohol y fármacos. La defensa del único acusado de matar a la camarera ferrolana Marta Sequeiro en abril de 2016 reclamó ayer su libre absolución alegando que la noche en la que Víctor T. le asestó a la fallecida 64 puñaladas, no era consciente de sus actos tras haber mezclado una ingente cantidad de alcohol con la medicación a base de benzodiazepinas que había recetado su médico. En el transcurso del juicio que ayer comenzó en la sección primera de la Audiencia Provincial de La Coruña, el acusado —que solo contestó a las preguntas de su abogada— refrendó esta versión y confesó que la noche de los hechos «estaba como en una nube» hasta el punto que lo único que recuerda de aquel día es despertarse en la comisaría de policía con la ropa manchada de sangre. «No sabía nada, estaba como en una nube. Aún no lo sé a día de hoy, estás pensando y pensando, pero no encuentras un motivo ni un porqué», se excusó.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, Víctor T. permaneció en el bar donde trabajaba la víctima hasta las cinco de la mañana y, justo antes del cierre, apuñaló a Marta Sequeiro con un cuchillo de grandes dimensiones. Posteriormente, según el Ministerio Público, el acusado llamó a su ex pareja para que lo llevase a su casa. Una vez allí se duchó y le pidió a su exmujer que lavase toda su ropa. El acusado dijo no recordar tal sucesión de hechos a causa de las «lagunas» que le ocasiona la ingesta de fármacos en estado de embriaguez y explicó que solía llamar a su expareja con asiduidad ya que les une una buena relación.

En base a este relato, la defensa de Víctor T. reclamó su absolución por la eximente completa de intoxicación al encontrarse bajo los efectos del alcohol y las benzodiazepinas. En caso de que no se estime esta circunstancia, su abogada reclamó que se tome como atenuante y que la pena quede fijada en cinco años de cárcel.

Homicidio o asesinato

No obstante, la Fiscalía pide para el acusado 15 años de cárcel por un delito de homicidio y una indemnización de 200.000 euros para el hijo de la víctima. Una petición que es insuficiente para la acusación particular ejercida por la familia de Marta Sequeiro que solicitan una pena de 25 años para Víctor T. y el correspondiente cambio de calificación en el escrito del Ministerio fiscal para que el caso se considere un asesinato y no un homicidio, dado el «ensañamiento» que aprecian en la actuación del procesado.

A las puertas de la Audiencia Provincial, las hermanas de la víctima junto a su tía calificaron de «burla» que la Fiscalía considere la causa un homicidio. «Este asesino fue desde que entró en el bar una amenaza para Marta, y no se valoró eso», denunciaron. Las familiares de Marta Sequeiro cuestionan también que el Ministerio Fiscal no haya tenido en cuenta el sufrimiento de la fallecida pese a que «la autopsia revela que murió desangrada». «Fue una muerte lente y agonizante», reclamaron los familiares a las puertas de la Audiencia coruñesa.

El juicio se reanudará hoy con la declaración de los primeros testigos que darán nuevos detalles sobre el caso.