INNOVACIÓN

Abanca presenta su oficina del futuro, sin caja y puntera en tecnología

Esta primera sucursal se abrirá desde este miércoles en la Plaza de Lugo de La Coruña

Actualizado:

Abanca ha presentado este martes su nueva oficina de referencia, situada en la coruñesa plaza de Lugo, con tecnología de vanguardia y atención personal pensada para una atención «amigable» al cliente lejos de la tradicional caja, ausente en esta sucursal, y sus colas. Los números dos y cuatro de la calle Payo Gómez acogerán a partir de ahora la renovada urbana seis de Abanca, que abrirá durante tres semanas por las tardes, además del sábado por la mañana, para darse a conocer al público.

El director de la Territorial Coruña de Abanca, Gerardo Fuertes, ha detallado en la puesta de largo ante los periodistas que la oficina siempre ha sido una referencia en La Coruña y «ahora pasa a ser una oficina de referencia a nivel nacional», ha mantenido. «No es un centro más de relación con el cliente. Queremos que sea el buque insignia en imagen, en organización, en tecnología y en digitalización», ha desgranado.

En la reforma se ha utilizado un «concepto muy innovador de organización del espacio en toda la oficina», al que se ha unido una «dotación tecnológica de vanguardia en el sector bancario». Con estas dos ideas, están listos para el público 550 metros cuadrados en tres plantas, con diez trabajadores en diez espacios comerciales y con cuatro salas de reuniones.

El objetivo es que «el cliente tenga la gestión más amigable posible», pues contará con «un gestor de bienvenida» digital en el que podrá «elegir con qué gestor quiere hablar tanto en la planta de abajo con cuatro personas como en la superior, con seis». La oficina se ha desarrollado en un espacio abierto «sin barreras arquitectónicas» con todos los servicios en cualquiera de las dos plantas. «Es una una oficina ágil, abierta, cómoda, cercana, con una dotación tecnológica muy relevante con pantallas LED», ha insistido Fuertes.

Junto a la entrada, donde están los cajeros que permiten hacer cualquier operación, está el espacio digital donde «los clientes puedan tener un servicio referencial con dos pantallas táctiles de veintidós pulgadas en las que poder operar», con varios servicios como contrataciones, nuevas altas o contacto con gestores.

Abanca plantea estas opciones para que el cliente pueda operar con autonomía o hacerlo a través de personal de la empresa, al que los usuarios pueden esperar mientras navegan con internet gracias al wifi del que dispone toda la superficie comercial. Quien requiera a un gestor será recibido en cualquier punto de la oficina, pues los trabajadores de la entidad atenderán con tabletas portátiles en cualquier punto de la sucursal.

Imagen de uno de los paneles que atenderá a los clientes
Imagen de uno de los paneles que atenderá a los clientes - CEDIDA

Oficina sin colas

«Ninguna oficina va a ser igual que esta. Esta es la única oficina en la que ningún cliente va a tener que esperar colas. Aquí hay tiempo de espera, siempre reducidísimo», ha subrayado el responsable territorial de Abanca. Esta nueva sucursal tiene una sala de reuniones y dos mesas comerciales en su planta baja y otras tres mesas comerciales, con otras tantas salas de reuniones, en su planta superior.

No tendrá, en cambio, «un servicio de caja permanente», pues cuenta con el respaldo de los cajeros y tiene «como brazo» la cercana oficina de caja rápida, para hacer operaciones más complejas. La entidad bancaria planea invertir más de cien millones de euros en todas las actuaciones en las diferentes oficinas, al margen de los veintiséis ya utilizados.