Intervención de la Guardia Civil
Intervención de la Guardia Civil - ABC
Alicante

Unos okupas se instalan robando los muebles y electrodomésticos a los vecinos de su misma calle

Algunos de los enseres eran tan grandes que los llevaron a rastras y han quitado cosas a trabajadores de las obras cercanas

ALICANTEActualizado:

Han llegado okupas al barrio, y lo ha notado más de uno. Algo así han podido pensar algunos residentes de Torre de la Horadada, una pedanía situada al límite entre Alicante y Murcia, al ver que les robaban muebles y electrodomésticos y descubrir que los ladrones habían utilizado el botín para equipar la vivienda que han invadido en su misma calle.

Eran robos que parecían verdaderas mudanzas y cuatro personas han sido detenidas acusadas de sustraer estos bienes, una de ellas menor de edad, a quienes se les imputa la autoría de siete robos con fuerza en vivienda, uno con fuerza y tres hurtos, según un comunicado de la Guardia Civil.

Los sospechosos han quedando en libertad provisional con cargos, a la espera de juicio, tras pasar a disposición judicial.

La operación que ha conducido a su captura se ha desarrollado en varias fases y arrancó a principios del pasado mes de febrero tras producirse un repunte de robos en el interior de casas en esa pedanía del sur de la provincia de Alicante.

Esas sustracciones se perpetraban en los alrededores del domicilio donde residían ilegalmente los presuntos ladrones.

Según la misma fuente, algunos de los robos se cometieron en casas situadas en la misma calle donde vivían los detenidos.

Esta cercanía explica cómo pudieron llevarse de esas viviendas todo tipo de enseres de gran tamaño: muebles, mesillas de noche e, incluso, una pieza de mobiliario de salón que fue arrastrada unos veinte metros hasta el piso de los supuestos delincuentes.

Además, uno de los arrestados "se colaba" en casas en fase de construcción para presuntamente apoderarse de los materiales de obra y de los efectos personales de los trabajadores.

Los detenidos están siendo investigados también por su posible implicación en robos con fuerza en establecimientos hosteleros de las inmediaciones.

La Guardia Civil ha intervenido en el domicilio de ellos gran cantidad de electrodomésticos (lavadoras, frigoríficos, televisores, vitrocerámica, microondas, tostadoras, planchas, cafeteras, reproductores de DVD y hornos) y de mobiliario, que han sido devueltos a sus propietarios.