Toni Cantó, en una imagen de archivo - MIKEL PONCE
Política

Toni Cantó ve «muy complicado» el pacto de Ciudadanos con el PSOE en Alicante

El portavoz de la formación en las Cortes Valencianas considera que no es necesario estar frente a una institución para sacar rédito electoral de la gestión, por lo que algunos se decantan por un acuerdo con el PP

VALENCIAActualizado:

La incógnita de lo que puede suceder en Alicante respecto a la gobernabilidad en el Ayuntamiento y en la Diputación se resolverá durante los próximos días. El PSPV decidió adelantarse al abanico de posibilidades y Ximo Puig ofreció a Toni Cantó un intercambio: darles la alcaldía a Ciudadanos si ellos les apoyaban en la corporación provincial. Lo hizo en una breve conversación informal el pasado lunes durante la recepción en la Generalitat por la victoria del Valencia CF en la Copa del Rey.

La sensación es que no existía mala predisposición y todo se encontraba abierto. Pero la conclusión es que dependerá de la dirección nacional, que creará un comité de pactos en los territorios en los que se den las opciones de gobernar.

El análisis que realizan desde el partido es que, aunque la alcaldía de la décima ciudad de España por población resulta muy suculenta -y les beneficiaría en visibilidad-, no sería necesario ostentarla para sacar rédito electoral, sino que podría beneficiarles también una gestión compartida. En este sentido, ponen como ejemplo Andalucía, donde no presiden el Ejecutivo pero han aumentado en número de votos en las últimas elecciones. Allí, al igual que podría suceder aquí, adquirieron cierto protagonismo al poder vender que ejercen de control al PP, imponiendo sus condiciones para firmar un pacto como puede ser la regeneración.

Además, reconocen que el electorado entendería menos un acuerdo con el PSPV que con el PPCV y que el discurso de Toni Cantó quedaría debilitado después de estar toda la campaña cerrando totalmente la puerta a un partido al que se refiere como «PSC valenciano». «Si fuera un PSOE más moderado todavía habría posibilidades, pero en el caso de la Comunidad Valenciana viene acompañado de sus socios de Compromís en todas las instituciones», reflexionan.

La situación de tener varios pretendientes, sin embargo, sí les puede interesar para ejercer presión sobre el PP, que sería el gran perdedor en el caso de que hubiera pacto con los socialistas. De hecho, el objetivo de estos últimos es claro: laminar el principal poder territorial que les queda a los populares valencianos y, de paso, desactivar el contrapoder al Consell desde la Diputación de Alicante como ha sucedido durante la pasada legislatura con César Sánchez al frente.

Este mismo martes, Toni Cantó, ha asegurado que ve «complicadísimo» llegar a un acuerdo con el PSPV en Alicante -pese a que «evidentemente» sería de las ciudades más importantes para ellos- a la espera de lo que decida el comité. «Hasta que no hable de políticas no voy a cerrar la puerta, pero es muy complicado», ha indicado. Así, se ha mostrado «escéptico» al tratarse de «un PSC valenciano que no tiene ningún empacho en gobernar con el populismo o el nacionalismo».

En cualquier caso, ha puntualizado que Cs quiere entrar a gestionar -«no es ningún secreto»-- y ha recordado que «en principio» no es necesario el apoyo de Vox para un Ayuntamiento compartido con el PP.

«¿Me ven amoroso con el PSC valenciano? Creo que he sido bastante claro. No voy a cambiar de tercio, estoy diciendo exactamente lo mismo que dije en campaña», ha zanjado.