Vicente Ordaz - El Faro

A título personal

«La libertad de expresión no lo ampara todo»

Vicente Ordaz
Actualizado:

El cargo es el cargo. No se elige cuando se ostenta y cuando no. Tus declaraciones, tus actos, o incluso lo que hagas en tus ratos de ocio tendrán el alcance público acorde a la institución que representas. Lo siento pero es así, son las reglas del juego. La cosa estaba bastante clara hasta que aparecieron las redes sociales. Vaya juguete para la clase política. Pregúntenle a Trump. Aquí viene el problema. Se ha convertido en moneda de uso común, salvo en el Presidente de los EEUU que va a todas las peleas, que nuestra clase política intente discriminar según el contenido del mensaje si éste es a título personal de acuerdo al cargo. Maestro de lo expuesto el Secretario Autonómico de Empleo, Enric Nomdedeu. Sus insultos a Eva Ortiz o sus mofas sobre Eduardo Zaplana no provenían según el del Secretario de Empleo, sino de de Enric. Otro Enric, este más importante todavía, Morera afirmaba esta semana en menos de 240 caracteres que no veía base jurídica en la decisión de la Justicia de mantener la prisión preventiva para que los políticos presos por el intento golpista en Cataluña sigan a la sombra. No sería la primera vez que el Presidente de Las Cortes Valencianas se sitúa en el lado de los independentistas, ni que cuestiona la actuación de los jueces a través de las redes sociales.

Imagen del presidente de las Cortes Valencianas, Enric Morera
Imagen del presidente de las Cortes Valencianas, Enric Morera - ROBER SOLSONA

¿Todo vale? ¿Puede la segunda autoridad de la Comunidad Valenciana expresarse públicamente a título particular dejando de lado que es Presidente de las Cortes? La respuesta es simple, no. Va en cargo, va en el sueldo. La política tiene sus cosas buenas, y otras no tanto, pero si entras el “pack” va completo. Como en la vida, hay cosas que puedes pensar, pero no debes decir, por puro sentido de la responsabilidad, por no dar que hablar, Y porque aunque quede muy moderno decirlo, la libertad de expresión no lo ampara todo, menos todavía si ostentas responsabilidad pública.

Vicente OrdazVicente Ordaz