Imagen de Rita Barberá y María José Catalá tomada en abril de 2015 - ROBER SOLSONA
Perfil

De Rita Barberá a María José Catalá: la nueva apuesta del PP en Valencia tres décadas después

La candidata a las elecciones municipales era una niña de diez años cuando Barberá logró la Alcaldía

VALENCIAActualizado:

María José Catalá (Valencia, 1981) asume el reto de liderar la candidatura del Partido Popular para las elecciones municipales en Valencia. Hasta ahora, solo otra mujer, la fallecida Rita Barberá, había encabezado la lista de la formación. Lo hizo desde 1991 a 2015 en siete comicios consecutivos.

A pesar de su juventud, Catalá acumula una vasta trayectoria política. Con solo veintiséis años logró la Alcaldía de Torrent, la segunda ciudad más poblada de la provincia de Valencia.

Durante unos meses, en 2008, fue diputada nacional, aunque dejó el acta para centrarse en la alcaldía de su localidad, cercana a los 80.000 habitantes. Catalá cosechó dos mayorías absolutas consecutivas que le auparon a la política autonómica en 2012, donde fue consellera de Cultura y portavoz del Gobierno presidido por Alberto Fabra.

Tras la derrota del PP en las elecciones autonómicas y municipales, en las que pese a ser la formación más votada no pudo revalidar el gobierno de la Generalitat, Catalá pasó a ser portavoz adjunta del grupo parlamentario popular en las Cortes Valencianas. En el Parlamento autonómico se volcó en la materia de políticas sociales y ha protagonizado sonoros enfrentamientos con la vicepresidenta de la Generalitat y líder de Compromís, Mónica Oltra.

A finales del pasado año, Catalá dejó Torrentte para comenzar a vivir en Valencia, ciudad en la que se ha empadronado para poder votar. La lista del PP, la más votada desde 1995, volverá a estar encabezada por una mujer. Por primera vez en casi tres décadas no será Rita Barberá. El pasado 23 de noviembre, Catalá recordaba a la que fuera alcaldesa de Valencia hasta 2015 en el segundo aniversario de su muerte: «Rita siempre será la Alcaldesa de España». Su sucesora en la candidatura del PP ensalzó entonces de Barberá su «incansable trabajo en el servicio público». Cuando Barberá fue elegida alcaldesa de Valencia, Catalá era apenas unas niña de diez años que acabó trabajando codo con codo con uno de sus referentes políticos desde la Administración y en el partido.

María José Catalá asume de esa forma el principal reto de su carrera política en una plaza vital para consolidar el proyecto de Pablo Casado en toda España. En su primera intervención tras conocerse su designación, Catalá ha reivindicado «la buena herencia» de Rita Barberá