Imagen de Rafael Blasco tomada este lunes en las Cortes Valencianas
Imagen de Rafael Blasco tomada este lunes en las Cortes Valencianas - MIKEL PONCE
Política

Rafael Blasco: «He pagado mi deuda con la sociedad con la cárcel»

El exconseller condenado señala que lleva nueve años esperando que se ejecute la responsabilidad civil con los bienes embargados

VALENCIAActualizado:

El exconseller Rafael Blasco ha reaparecido este lunes en las Cortes Valencianas pocos días después de obtener el tercer grado que le permitió salir de la cárcel de Picassent para comparecer en la comisión de investigación sobre el caso Taula. Envuelto en una gran expectación mediática, ha entrado en el Parlamento autonómico con bastantes minutos de antelación y “contento”, según ha declarado.

Blasco era llamado por un contrato de la conselleria de Cooperación, que él dirigía, con la empresa Engloba, una de las beneficiarias de la supuesta trama de adjudicaciones a cambio de comisiones ilegales. Las preguntas de los portavoces parlamentarios, sin embargo, han mencionado esta cuestión en menor parte. El exresponsable popular se ha ceñido a negar que tuviera conocimiento de este contrato de 9.000 euros para un vídeo promocional del proyecto del hospital de Haití.

Destacadas han sido sus reflexiones sobre la condena. “Estoy pagando mi deuda con la sociedad con la cárcel por unos errores cometidos. He aprendido la lección de mi estancia y estoy muy agradecido por las muestras de solidaridad recibidas, con una media de dos cartas diarias incluso de gente desconocida”, ha repetido en varias ocasiones.

Tanto ante los medios como en la comisión ha puesto también en valor la profesionalidad de los funcionarios de prisiones y ha asegurado que “hay mucho inocente en la cárcel”.

Blasco se ha mostrado arrepentido de no haber dimitido antes de su cargo. “Nunca pensé que la algarabía que se montó en mi Conselleria se hubiera cometido. Me resistí a aceptarlo. Luego comprobé los hechos que se habían producido y de los que se me acusaba a mí y a otros miembros, aunque nunca me llevé un euro tal y como especifica la Justicia”, ha indicado.

Imagen de Rafael Blasco tomada este lunes en las Cortes Valencianas
Imagen de Rafael Blasco tomada este lunes en las Cortes Valencianas

Preguntado por si va a devolver el dinero robado, el exconseller ha comentado que no tiene responsabilidad civil: “Estamos esperando desde hace nueve años a que el Tribunal de Cuentas ejecute la responsabilidad contable con los bienes embargados, que resarcirá a las arcas públicas. Tengo mi pensión de jubilación embargada”.

Blasco también ha negado tener conocimiento de una financiación irregular del PP, de contrataciones ilegales o del pago de comisiones.

El momento más tenso de la comisión se ha producido durante un rifirrafe con la diputada socialista Clara Tirado, denunciante del caso, quien entre otras acusaciones le ha afeado haberse convertido en “el símbolo de la corrupción valenciana”. “Su intervención es demagogia barata y populismo”, le ha respondido el exconseller en diversos momentos, para añadir que fue el PSOE el que pedía mordidas del diez por ciento a los contratista durante la época de Joan Lerma como presidente de la Generalitat.

Ya a la salida y ante los medios, Blasco ha comentado que “no hay nada peor que estar en la cárcel”, pero le ha hecho “reflexionar sobre los valores”. “Quiero normalizar mi situación y atender a mi familia”, ha afirmado.

Tras desear una buena campaña electoral y “paz” a los políticos, ha señalado que está dispuesto a reconocer “las responsabilidades que tenga, pero las que no tenga no” de cara a la segunda pieza del caso, pendiente de juicio. Igualmente, ha destacado que se encuentra abierto a llegar a un acuerdo con la Justicia.

El exconseller ha tenido palabras para los expresidentes Eduardo Zaplana y Francisco Camps. Para el primero, con quien ha coincidido en prisión, ha pedido que se tenga en cuenta que “peligra su vida”. Del segundo, ha indicado que es una persona “honorable” y que su situación es un “calvario”.