Puig entre Oltra y Dalmau, detrás los ministros José Luis Ábalos y Luis Planas, este domingo en Valencia - MIKEL PONCE
Toma de posesión

Puig promete su cargo y advierte a Sánchez: «El problema valenciano de la financiación es inaplazable»

El presidente de la Generalitat dice que no quiere «privilegios» sino «justicia» con las inversiones y la deuda

VALENCIAActualizado:

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha lanzado una advertencia tras su toma de posesión, este domingo, para el Gobierno de Pedro Sánchez: la solución al problema valenciano de una «financiación justa» en esta legislatura «es irrenunciable, inaplazable e imprescindible».

Puig se ha pronunciado así ante el pleno de Las Cortes Valencianas tras prometer en valenciano, con la mano puesta sobre la Constitución y el Estatuto de Autonomía, el cargo por segunda legislatura consecutiva, gracias al pacto de gobierno entre socialistas, Compromis y Unides Podem.

A continuación, ha formulado una 'proposición' al Parlamento valenciano, en la que ha afirmado que confía en que pronto haya Gobierno y se confirme la voluntad expresada por el presidente del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez, de abordar la "financiación justa" para la Comunidad Valenciana, que no quiere "privilegios", sino "justicia".

"Nuestro mensaje es claro: lo que es bueno para la Comunidad Valenciana es bueno para España", ha aseverado el jefe del Consell, quien ha añadido que el cambio de modelo de financiación, las inversiones adecuadas y la solución a la deuda son "las urgencias" que tienen por delante.

Puig ha señalado que comienza una nueva etapa en la que hay que "profundizar en el relato común, que cohesione el territorio, que respeta la diversidad y que sume frente a la división". Al respecto, ha reivindicado que en la pasada legislatura se ha recuperado la confianza y se han superado "obstáculos insalvables".

Ángel Gabilondo y Miquel Iceta, en la Cámara autonómica valenciana, este domingo
Ángel Gabilondo y Miquel Iceta, en la Cámara autonómica valenciana, este domingo - MIKEL PONCE

No obstante, ha señalado que esta nueva etapa van a cumplir "sin conformismo" los "retos" pendientes de "luchar contra el cambio climático, crear más ocupación, garantizar el derecho a una vivienda digna e impulsar definitivamente la innovación y sobre todo terminar con el terrorismo machista". "Ahora es la oportunidad y el momento de situar a la Comunitat Valenciana a la Europa del siglo XXI", ha apuntado.

Testigos de la promesa de Puig han sido el ministro de Agricultura, Luis Planas, y el de Fomento, José Luis Ábalos, quien ha destacado que las condiciones que han permitido el Pacto del Botànic II no se dan en el resto de España, donde "por desgracia" no suman mayoría absoluta, como sí ocurre con la izquierda en este territorio.

Han acudido, igualmente, el líder del PSC Miquel Iceta o el candidato del PSOE a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo. También han estado presentes los expresidentes de la Generalitat Joan Lerma y Alberto Fabra, así como personalidades del mundo judicial, empresarial o universitario.

De otros partidos, el secretario de Acción institucional de Podemos, Pablo Echenique, ha afirmado que, en estos días en que se debate sobre la gobernabilidad de España, es "oportuno" y "sensato" mirar a la Comunidad y su "gobierno compartido" entre tres fuerzas, una de las cuales serán los morados.

«Mandato de sillones»

Por su parte, la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, espera que esta nueva legislatura del Gobierno valenciano sea "próspera y de amplios consensos", aunque considera que "todo augura" que va a ser un mandato "de sillones", con una "sobrecarga de la Administración en detrimento de los servicios públicos".

"Vamos a tener más confrontación, más división e ideología en la gestión", ha añadido la líder popular en declaraciones a los periodistas antes de asistir a la toma de posesión del socialista Ximo Puig como presidente de la Generalitat.

Bonig ha lamentado asimismo que el PSPV "prefiera entregar esta comunidad a la extrema izquierda y a los nacionalistas, antes que apoyarse en fuerzas constitucionales y en el PP".

Puig recibiendo la felicitación de Oltra en les Corts Valencianes en su toma de posesión
Puig recibiendo la felicitación de Oltra en les Corts Valencianes en su toma de posesión - MIKEL PONCE

"La mano está tendida por el bien de los valencianos", ha insistido, y ha recordado que el PP "ofreció un pacto a Puig hasta el último momento para que "no fuera rehén de la extrema izquierda de Podemos ni de los nacionalistas de Compromís".

"Nadie se ha puesto en contacto con el principal partido de la oposición. Si lo hubieran hecho, a lo mejor hoy la historia se escribiría de forma distinta", ha concluido.

Tras la toma de posesión, Ximo Puig, acompañado de Mónica Oltra y Rubén Martínez Dalmau, ha realizado un paseíllo de las Cortes al Palau de la Generalitat, donde ha ofrecido un ágape. La promesa de los consellers está prevista para este lunes por la mañana.