El poeta Francisco Brines, miembro de la Real Academia de la Lengua, uno de los integrantes de la plataforma «El reto es sumar»
El poeta Francisco Brines, miembro de la Real Academia de la Lengua, uno de los integrantes de la plataforma «El reto es sumar» - J. LÁZARO
Política

Nace un «club de la ceja» de apoyo a Ximo Puig en la Generalitat Valenciana

Figuras de la cultura y la ciencia forman una plataforma de adhesión al pacto del Botànic para frenar «xenofobia» y «antifeminismo»

VALENCIAActualizado:

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, cuenta desde ahora con una plataforma de apoyo en el mundo de la cultura y la ciencia similar a aquel «club de la ceja» que respaldó en su día al también socialista José Luis Rodríguez Zapatero para que siguiera en el poder tras las elecciones.

En el caso valenciano, una veintena de profesionales de la ciencia, la cultura y la sociedad civil han creado esta plataforma de apoyo al candidato socialista, Ximo Puig, de cara a las elecciones autonómicas del 28 de abril para defender su papel al frente del Botànic, un gobierno "firme y sin las estridencias de antaño", y la necesidad de que continúe ante la amenaza de "una reacción dura, xenófoba, opaca y antifeminista".

Firman un artículo de forma colectiva Javier de Lucas (catedrático de Filosofía del Derecho y director del Instituto de Derechos Humanos de la Universitat de València), Carmen Calvo (pintora y escritora), Laura Soler (doctora en Filología Hispánica y profesora de la Universidad de Alicante), Francisco Brines (escritor de poesía y miembro de la Real Academia Española), Patricia Campos (expiloto y entrenadora de fútbol), Celestino Suárez, exrector de la Universitat Jaume I y catedrático de Economía Aplicada) y Justo Serna (catedrático de Historia Contemporánea).

También integran la plataforma Mª Ángeles Fayos (gestora cultural), Pedro Rodríguez (presidente de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunitat), Tomás Llorens (historiador, crítico de arte y primer director del IVAM), Salvador Ordóñez (exrector de la Universidad de Alicante y de la UIMP), Meme Elizalde (delegada de la rectora de la Universitat de València para el estudiantado), Rodolf Sirera (autor teatral), Javier Gallego (empresario turístico), Carmen García Monerris (catedrática de Historia Contemporánea), Adolfo Celdrán (cantautor) y Mª Ángeles Fernández Izquierdo (catedrática de Economía Financiera de la Universitat Jaume I).

"Ante esta tendencia autoritaria y atrasada, creemos que en las próximas elecciones los ciudadanos debemos enviar un mensaje claro a los políticos: que nuestro voto sea un voto de apoyo al buen gobierno. Un voto a las políticas sociales, un voto al impulso de un modelo productivo moderno, innovador y sostenible, un voto comprometido con la juventud, un voto que apruebe la mejor distribución de la riqueza, un voto a la transparencia en la gestión, un voto que premie la actitud de respeto a los oponentes... Un voto que deje claro que, ante la disyuntiva, elegimos cambio político y rechazamos involución", defiende la plataforma en un artículo.

No partidista

Bajo el lema 'El reto es sumar', esta red defiende el papel de Puig y llama a la movilización en la actual campaña electoral, sin hacer referencia a partidos políticos: "¡Movilicémonos! Hemos trabajado duro por la reconstrucción. Ahora debemos empeñarnos en el desarrollo, defendiendo los logros conseguidos, protegiendo el Estado social y proponiendo un proyecto abierto para una Comunitat abierta".

Para los próximos cuatro años, asegura que la Comunitat tiene "grandes posibilidades de progreso" si logra articular de forma equilibrada su diversidad e intereses. A juicio de estos profesionales, "la articulación que de la pluralidad y el buen gobierno ha realizado Puig es la que mejor recoge los anhelos de nuestra ciudadanía y la que garantiza una suma positiva de las voluntades de nuestro pueblo". Una pluralidad que "configura un equipo en el que, cómodamente, cabemos todos", por lo que llama a apoyarla: "El reto de una Comunitat mejor está en nuestras manos".

En este contexto, advierten que "nada es definitivo, y menos lo que está en ciernes. Hoy, apenas nos alejamos de los peores momentos de nuestra historia reciente, regresa la disyuntiva histórica: los valores de la razón, la identidad, la moderación, el diálogo, el entendimiento, la inclusión y el respeto, frente a la reacción que propugna la crispación, la falsedad, el frentismo y la insolidaridad".

Una reacción que estos profesionales ven "anclada en los intereses de un pasado mucho más oscuro", además de "dura, xenófoba, opaca y antifeminista, que amenaza los mejores valores de Europa y supone una involución del Estado del Bienestar en todos los ámbitos, el económico, el social y el democrático".

Por contra, la plataforma pone en valor la labor de Puig a la cabeza de "un ejercicio del gobierno honrado y dialogante, ambicioso y realista, equilibrado y transformador" para la transformación "profunda y positiva" de la Comunitat desde 2015.

«Pozo profundo»

"Si la vemos en perspectiva y la imaginamos como una empresa, en 2015 la Comunitat era un negocio humillado y en quiebra, con una imagen deteriorada y un futuro incierto. Si preferimos imaginarla como un paisaje natural, nuestra tierra parecía haber sufrido un incendio persistente y devastador, del que pocos árboles se habían salvado", ilustran los profesionales.

Pero hacen hincapié en que "en 2015 los ciudadanos votaron un cambio" y en que, desde entonces, "un nuevo gobierno, en el que pocos creían dadas las experiencias anteriores de pacto en otros territorios, ha trabajado para recomponer los pilares de una sociedad que pedía lo fundamental para su dignidad: empleo, transparencia y rigor en la gestión de lo público, atención social a los más vulnerables, seguridad para los emprendedores, mejora de los servicios públicos y respeto para todos".