María José Ferrer San-Segundo * - De frente

Mutantes

«Hay silencios que hablan por sí mismos. Clamorosos»

María José Ferrer San-Segundo *
Actualizado:

Mientras partía de la Sevilla de los EREs, cuyo primer juicio sigue en marcha aunque se difunda poco (total, qué son 800 millones de euros malversados y dos ex Presidentes nacionales del PSOE procesados), leía que Ximo Puig valora traer a Valencia la World Race náutica, mientras seguía la eliminatoria Copa Davis que con tanta bravura han defendido Rafa Nadal y nuestro David Ferrer.

Y pensaba cuánto ha mutado el Botànic, que dice ahora lo contrario de lo que decía cuando estaba en la oposición. Porque hace falta psicoterapia para releer, sin inmutarse, lo que mantuvieron sobre la American Cup´s (vela) y el ATP World Tour 500 (tenis), o la demolición dialéctica continuada al Ágora de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, ahora convertido en ‘reclamo fetiche’ de Puig para un “turismo de calidad”.

Como el que atrae el Palau de Les Arts, aun con un Consell transitando, erráticamente, entre la hipérbole de Oltra con Valentino y el numero 2 de Marzà afirmando públicamente, sin perder la voz ni la vergüenza, que no sabía “qué interés puede tener lo que diga” sobre ópera nuestro tenor, ahora barítono, más internacional.

Por no hablar del Aeropuerto de Castellón, ridiculizado aquí hasta la mofa botánica, cuando sus datos de pasajeros (que los hay, porque hay aviones) son superiores a quince de los de AENA.

El Botànic camina estas semanas pesadamente, con silencios que no registraría el mejor ‘opinómetro’ ( de esos que pagaron tan ‘rebién’ con el ‘Plan E’ de Zapatero), cauterizando vías sangrantes e intentando encapsular responsables. Pero atrapados por su pasada agresividad argumentativa.

Morera, Puig y Oltra, en las Cortes Valencianas
Morera, Puig y Oltra, en las Cortes Valencianas - EFE

Pasada, que no pretérita, porque hasta hace nada seguían beligerantes e inquisidores. Justo antes del ‘tsunami crespogomar’: una ‘mordida’ a la ‘hipoteca reputacional’ del PSPV (quien lo diría President Puig, escuchándole solo unas semanas atrás) y del Bloc, que en esos 2007 estaba integrado en “Compromís pel País Valencià”, con la hoy Vicepresidenta en su candidaturas. Nombre del que luego mutilaron, para esconderla, la mención al PV.

Ese Ximo Puig que era ya diputado en junio de 1983, pero ahora resulta no saber nada de nada de lo que ha pasado en 35 años: no veía ni oía y, en cualquier caso, callaba. Como calló ante lo que pasó en el PSOE nacional con sus FILESA, GAL y una larga lista. Y mira que pasó.

Ese Ximo Puig que reclama para sí lo que ha negado una y otra vez a los actuales dirigentes ‘populares’ valencianos, que no tenían cargo de relevancia en la primera década del milenio, o ni siquiera estaban. Porque lo de ‘fa ja deu anys de això’ es solo para ellos. Aunque en ‘la trama’ (que así ha de llamarse a esa ‘estructura de elementos entrecruzados’), anide parte de su núcleo duro en su andadura al Palau. Y aunque el Jefe de Campaña socialista en las municipales alicantinas 2011-2015 (eso ya es menos de 10 años, President), asegura haber visto pagarla con ‘fajos de billetes’.

Los botánicos se quejan de ‘intencionalidad política’ en las denuncias que alertaron las investigaciones policiales, pero olvidan, de pronto, las ocasiones en que Compromís y el PSPV han utilizado la denuncia luego archivada, como un atajo ‘debilitante’ para llegar al poder. Y retrasando, ahora sí, la exigencia de responsabilidades políticas a los tiempos judiciales. Mutantes.

En lo que no mutan es en la respuesta a quienes, sistemáticamente, como Tardà, vienen a nuestra casa a incendiarla, con llamadas al independentismo y sus païssos. Tan ilegales como su ‘procés’. Mira por dónde es ahí, y no en tantas incoherencias, donde quisiéramos que nuestro Consell fuera mutante. Porque hay silencios que hablan por sí mismos. Clamorosos.

(*) Doctora en Derecho

Licenciada en Ciencias Políticas y de la Administración

Diputada autonómica PPCV

Twitter: @MJFSanSegundo

Instagram: @mjfss

María José Ferrer San-Segundo *María José Ferrer San-Segundo *