Mari Carmen Sánchez posa para ABC en las inmediaciones de las Cortes Valencianas
Mari Carmen Sánchez posa para ABC en las inmediaciones de las Cortes Valencianas - ROBER SOLSONA
Entrevista

Mari Carmen Sánchez: «Con Vox tenemos la línea roja de no retroceder en derechos y libertades»

La portavoz de Ciudadanos en las Cortes Valencianas ve con buenos ojos el fichaje de independientes: «Estamos con los brazos abiertos para traer el talento a la política»

VALENCIAActualizado:

En cuatro años, Mari Carmen Sánchez ha pasado de ser diputada rasa a portavoz del grupo parlamentario de Ciudadanos en las Cortes Valencianas tras los múltiples movimientos internos. Descartada como candidata a la Generalitat, puesto para el que llegó a sonar, se muestra a disposición de su partido de cara a la próxima legislatura. Un partido ya consolidado en la Comunidad Valenciana que podría entrar en el Gobierno que se conforme tras las próximas elecciones de mayo.

¿Qué grandes cuestiones liderará Ciudadanos de aquí a final de legislatura?

Seguiremos con la transparencia y la regeneración democrática. Queremos que la proposición de ley que presentamos hace más de un año sobre la eliminación de los aforamientos se tramite porque está bloqueada. Trabajaremos en la comisión fantasma de Crespo Gomar, continuaremos con la labor de fiscalización del Consell y daremos la batalla para que el dogmatismo desaparezca de la gestión en Educación y Sanidad.

¿Está satisfecha con esa labor de control al Consell desde su partido? ¿Cree que es percibida?

Sí, porque la hemos hecho de forma responsable y constructiva. Nosotros no creemos en criticar y destruir sin proponer absolutamente nada. Uno de los cambios que ha aportado Ciudadanos es esa nueva forma de hacer política. Es cierto que muchas veces lo que llega fuera es algo distinto, sobre todo los rifirrafes y la polémica. Pero luego está el día a día y ahí es en lo que radica mi satisfacción. Porque al ciudadano sí que llega el proyecto y el mensaje, y eso se ve en el aumento en la intención de voto o en la afiliación.

En caso de que pudieran acceder al Consell en la próxima legislatura, ¿qué medidas querrían implantar en primer lugar?

Una regeneración real y deshacer todo el entuerto educativo del señor Marzà. Recuperar la Cultura y los Deportes y conseguir por fin esa auditoría que tanta falta hace para poder analizar la situación real de la Sanidad para tomar decisiones en cuanto a listas de espera y concesiones.

¿Se aventura a hacer alguna promesa como el PP?

Tenemos el programa todavía por hacer, pero la bajada de impuestos, el adelgazamiento de la Administración, la regeneración del tejido empresarial con apoyo a las pymes o la solución al entuerto educativo es algo prioritario.

Dijo hace poco que algunas propuestas de Vox le daban miedo y que siempre pactarían con partidos constitucionalistas, europeístas y que crean en la regeneración democrática. ¿Entra Vox dentro de estos parámetros?

Vox es un partido populista como es Podemos. Y el populismo, venga del lado que venga, no es nada productivo porque se asienta en el dogmatismo. Tenemos una línea roja con ellos que es la de no retroceder en derechos y libertades que hemos conseguido.

En la Comunidad Valenciana ya han planteado algunas exigencias, como el cierre de À Punt, la derogación de la ley LGTBI y la de violencia contra la mujer o la eliminación de subvenciones a entidades catalanistas.

Si nos ponemos a analizar los programas electorales de todos los partidos, con todos vamos a tener puntos en común. No obstante, hay determinados aspectos como el de la ley de violencia de género que son infranqueables y no vamos a llegar a ningún acuerdo. Otra cosa es que si entraran en las Cortes Valencianas, podríamos votar a favor de algunas propuestas de ellos como hacemos con Podemos o con Compromís. Pero se trataría de puntos muy concretos en los que podemos coincidir, no es mucho más lo que nos une.

ROBER SOLSONA
ROBER SOLSONA

Si de Ciudadanos dependiera la formación de Gobierno en la Comunidad Valenciana, ¿qué preferiría? ¿Permitir un Consell del PSPV o pactar con PP y Vox?

Preferiría que fuera Ciudadanos el que gobernara y llamara a PSPV y PP para llegar a acuerdos. Salimos con un proyecto ganador que no piensa en pactos sino en lo que necesita la Comunidad con propuestas realizables.

Como ha dicho antes, uno de sus ejes es la regeneración. Pero sólo elegirán por primarias al cabeza de lista a la Generalitat, a los números uno provinciales y a nivel municipal se celebrarán únicamente los municipios de más de 400 afiliados como es Valencia. ¿Esta fórmula no supone un paso atrás?

Así está determinado en nuestro reglamento y está hecho con vistas a que el proyecto siga creciendo en más territorios. Cuantos más afiliados haya, más transparente y democrático será todo. Las primarias hay que hacerlas con todas las garantías para que sea un proceso limpio en el que no haya influencias de ningún candidato concreto. Todos sabemos que en las pequeñas localidades esto puede ocurrir.

Aun así antes se elegía a los cinco primeros puestos de la lista. ¿No es una involución?

Los partidos, y sobre todo los más jóvenes como nosotros, estamos siempre en proceso de construcción. En el momento en el que damos el paso nacional hace cuatro años, aprobamos un reglamento en la Asamblea que cuenta con el respaldo de los afiliados. El partido ha ido modificándose en función de lo que han marcado las bases.

¿Cómo ha vivido su ascenso durante estos cuatro años tras entrar como diputada rasa?

Si le digo la verdad, cuando estaba en listas jamás pensé acabar en primera línea de fuego. Si me lo hubiese planteado en ese momento me hubiese muerto de miedo. Ahora que esta legislatura finaliza, el balance es positivo. Ha pasado todo de una manera progresiva. No han sido los mejores momentos o las mejores formas de llegar a una portavocía, pero ha salido de modo natural. En cada paso he aprendido. Ha sido una evolución continua a nivel profesional y personal. Lo veo como una de las experiencias más apasionantes de mi vida.

¿Cuál ha sido su momento más duro?

Sin duda la marcha de los cuatro compañeros (en referencia a Alexis Marí, David de Miguel, Alberto García y Domingo Rojo). En el momento en el que el partido me propone como portavoz, el ambiente no estaba todo lo colaborativo que se espera. Esos tres meses fueron muy complicados. Resultó muy difícil rearmar al grupo, intentar unir como después sí hemos conseguido. La marcha, en la manera en la que sucedió, fue muy dura para mí. Pero aun así tuve a mis ocho valientes diputados a mi lado.

¿Se ha sentido defraudada?

No. Creo que cada ser humano tiene su propio trayecto, sus ideas, y tiene que ser consecuente. Los compañeros que se quedaron han trabajado mucho y han defendido el proyecto con la mayor de las ilusiones.

ROBER SOLSONA
ROBER SOLSONA

Ya se ha descartado como candidata a la Generalitat y dice que estará donde le pida el partido. ¿Cuál quiere que sea su futuro político? ¿Tiene alguna preferencia entre el ámbito autonómico y el municipal?

No lo he pensado. Anuncié eso porque lo tenía claro. He puesto a disposición del partido mi cargo porque ya he demostrado lo que puedo hacer y mi compromiso. Una vez he dado lo mejor de mí, lo que veo más sensato es que el partido decida dónde puedo sumar más. Si es a nivel autonómico genial porque conozco cómo funciona, y si es en otro, bienvenidos sean los retos.

¿Se siente cómoda en las Cortes?

Me gusta el ámbito autonómico. Al principio pensaba: ¿Tendré que hablar mucho? Porque el mayor miedo que tenía era ese. Pero una vez superado, el pulso de las Cortes es muy cómodo. Son 98 compañeros con los que negocias, te reúnes y de los que aprendes.

¿Considera que Toni Cantó es mejor candidato que usted después de cuatro años trabajando aquí?

Creo que los dos somos buenos candidatos. Como lo sería un afiliado que se quisiera presentar y ganara. Lo importante no es la persona, sino lo involucrado que estés en el proyecto y las ganas que tengas de trabajar. Toni tiene muy buenas cualidades.

Habla mucho de sus ocho valientes diputados del grupo. ¿Cree que la lista autonómica necesita una gran renovación?

Todos tenemos mucho que aportar en diferentes áreas. Vamos a poder presentarnos en el 80% de los municipios. Lo importante es sumar, no el puesto en el que estés. No se trata de renovar la lista por renovarla, cada uno tiene un perfil más adaptado a un puesto u otro.

¿Con qué tipo de perfiles debería contar el partido para confeccionar las listas? ¿Le gusta la idea de los independientes?

Tiene que haber de todo porque son muchas las áreas: económicos, jurídicos, sociales... Afortunadamente, Ciudadanos cuenta con perfiles muy variados y además en la sociedad civil hay independientes que se podrían sumar al proyecto. Estamos con los brazos abiertos para traer el talento a la política.

ROBER SOLSONA
ROBER SOLSONA

¿Comprende que se haya entendido como una contradicción que hayan firmado iniciativas y declaraciones en las Cortes que luego fueron recogidas en la reforma del Estatuto de Autonomía, la cual no apoyaron?

Hemos firmado declaraciones a favor de una reforma de la financiación autonómica o de que la deuda que acumula la Comunidad Valenciana se resuelva de la manera más adecuada. Pero en este caso de la reforma del Estatuto, siempre hemos mantenido la misma posición. Creemos que la reforma es un brindis al sol y no garantiza ni un solo euro más de inversiones. Si se comprueba que vienen más, lo celebraremos.

Pero sí que ha sido el argumento para aumentar las inversiones en los Presupuestos Generales del Estado que se anunciaban esta semana.

Ese aumento se ha hecho porque Puig se reúne con Sánchez para trasladarle el problema con la financiación autonómica y como el presidente del Gobierno se niega a modificar el sistema, es el único modo de contentar a Puig. Que no digo que esté mal, pero se está desviando la atención del problema básico que es el nuevo modelo de financiación.

La reforma del Estatuto se une a que votaron en contra de la recuperación del derecho civil valenciano. Dos grandes pactos valencianos con amplio respaldo político en los que no han estado. ¿Cree que les benefician estas posiciones?

Nosotros íbamos más allá. No queremos que haya privilegios por encima de territorios. Que el mismo derecho civil lo tengamos todos los ciudadanos españoles. Es una cuestión de coherencia y de asegurar la igualdad.

Aunque eso suponga que se interprete que no defienden los intereses valencianos.

Estamos defendiendo en toda España lo mismo.