Imagen de Eduardo Zaplana tomada el 22 de mayo en Benidorm tras su detención
Imagen de Eduardo Zaplana tomada el 22 de mayo en Benidorm tras su detención - JUAN CARLOS SOLER

Caso ErialLa juez rechaza la petición de libertad de Eduardo Zaplana

La magistrada mantiene en prisión al expresidente valenciano frente a la petición de la defensa por la enfermedad que sufre

VALENCIAActualizado:

La titular del juzgado de instrucción número ocho de Valencia, que investiga el caso Erial, ha rechazado la petición del expresidente de la Generalitat Eduardo Zaplana para ser puesto en libertad. La defensa del exministro había alegado «motivos huminatarios» por la enfermedad que padece su cliente y reclamaba, como alternativa, un arresto domiciliario.

La Fiscalía Anticorrupción se opuso al entender que persistía el riesgo de fuga. Según ha avanzado la Cadena Ser, la juez argumenta que Zaplana ha llevado una «muy activa» durante los tres años en los que fue sometido a seguimiento hasta su detención el pasado 22 de mayo.

La magistrada explica que el exministro acudió a restaurantes o a dar conferencias «desplazándose de un sitio a otro sin llevar mascarilla, en un medio hostil donde se puede coger cualquier tipo de virus».

La juez indica que durante su estancia en la cárcel de Picassent, el expresidente valenciano ha solicitado el uso del gimnasio de la prisión, lo que a su entender «evidencia que se encuentra en perfecto estado independientemente de la enfermedad que padece».

En el auto de prisión del denomimado caso Erial, la juez acusó a Zaplana de los delitos de blanqueo de capitales, cohecho, prevaricación, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias, fraude en la contratación, delito fiscal, falsedad documental, asociación ilícita para delinquir y grupo criminal.

Tras el recurso presentado por la defensa, la magistrada encargó un infome médico que concluye que el expresidente valenciano padece una leucemia aguda -en 2015 fue sometido a un trasplante de médula- y cuadro de «inmunosupresión profunda» que causa «infecciones oportunistas». De acuerdo con el informe desvelado por la Cadena Ser, podrían provocar «complicaciones que agraven de forma severa -hasta incluso con riesgo de muerte- su situación clínica».

Aunque la atención que recibe Zaplana en la prisión de Picasent es «totalmente correcto», el informe alerta de que «las condiciones de falta de asepsia» incrementan el riesgo de que el paciente contraiga enfermedades por lo que «la estancia en el centro penitenciario incide de forma muy negativa en la patología que sufre».

En el caso Erial, el juzgado de Instrucción número 8 de Valencia investiga, entre otras actuaciones, el presunto cobro de comisiones derivadas de la concesión de las Inspecciones Técnicas de Vehículos (ITV), realizadas en 1997 durante la gestión de Zaplana al frente de la Generalitat, y del Plan Eólico de la Comunitat Valenciana, puesto en marcha en 2003.